Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La caza furtiva de rinocerontes bate récord en África en 2015 con un total de 1.305 ejemplares muertos

La caza furtiva en África se ha cobrado la vida de un total de 1.305 rinocerontes en 2015, frente a los 1.299 que fueron víctimas de esta práctica ilegal en 2014, lo que supone el "peor registro en la historia" del continente, según ha informado la organización internacional TRAFFIC.
"Para África, este es el peor año en décadas para la caza furtiva del rinoceronte", ha declarado el experto en rinocerontes de TRAFFIC, Tom Milliken. Por su parte, el director de políticas de la organización, Sabri Zain, ha señalado que "las cifras permanecen inaceptablemente altas y a nivel de continente la escala de crisis de caza furtiva de rinocerontes se está expandiendo".
Concretamente, este récord de ejemplares tiene como motivo el "incremento significativo" de la caza furtiva en Namibia y Zimbabwe, países vecinos de Sudáfrica, donde más se comete esta práctica. En concreto, la caza furtiva de rinocerontes en Zimbabwe aumentó de 12 ejemplares en 2014 a un total de "por lo menos 50", mientras que las muertes de rinocerontes en Namibia "aumentaron severamente" de 24 en 2014 a 80 en 2015.
"El epicentro de la caza furtiva se ha expandido a los vecinos Namibia y Zimbabwe, pero está muy lejos de extinguirse en Sudáfrica: a pesar de que se han hecho algunos esfuerzos importantes, seguimos muy lejos del camino de ver la luz al final de este túnel tan oscuro", ha manifestado Milliken.
En cambio, el número de rinocerontes que han perdido la vida por la caza furtiva en Sudáfrica durante 2015 ha experimentado un "ligero descenso", al registrarse una cifra de 1.175 ejemplares, frente a los 1.215 animales que fueron asesinados en el país, según datos ofrecidos por las autoridades sudafricanas.
Igualmente, tal y como indica la ONG, de los cuatro países africanos en los que más se practica la caza furtiva de rinocerontes, sólo Kenia parece que registre una "caída significativa" de ejemplares en 2015.
EDICIÓN 66 DE CITES
En la 66ª Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que tuvo lugar la semana pasada, se aprobaron algunas medidas de conservación para los rinocerontes.
Todos los países afectados por la caza furtiva de estos animales fueron instados a implementar estrategias clave y acciones concretas. En el caso de Mozambique, se ha pedido que se implementara su Plan de Acción del Rinoceronte y Marfil Nacional, que incluye la adopción de una legislación de conservación más fuerte, así como nuevas regulaciones; para Sudáfrica y Mozambique, se ha exigido la finalización de su plan de acción conjunto para la caza furtiva del rino; y para Sudáfrica y Vietnam, que refuercen su colaboración en investigación criminal.
Vietnam, como destino principal de cuerno de rinoceronte, fue instruido para que implementase de manera efectiva sus reformas penales y que pasara a la acción para reducir la demanda de este material en mercados domésticos.
"Hay una necesidad urgente de implementar las provisiones de las medidas aprobadas por los grupos de CITES y de cerrar aquellos mercados fronterizos en Vietnam, que atiende a los consumidores chinos", ha comentado Milliken, que ha señalado que "fracasar en eso significa que el futuro panorama para los rinocerontes de África se mantiene muy desolado".
En septiembre de 2016, Sudáfrica acogerá la 17ª Conferencia de Grupos de CITES, donde se discutirá sobre la conservación del rinoceronte.