Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ganadora del Global Teacher Prize 2016 anima a los alumnos y padres españoles a nominar al mejor profesor en el 2017

La ganadora del Global Teacher Prize 2016 de la Fundación Varkey, Hanan Al Hroub, ha solicitado a los alumnos y padres españoles que nominen al profesor que debería ganar el galardón a mejor educador, según informa la fundación.
El premio, que consiste en la donación de un millón de dólares, fue otorgado el año pasado a esta profesora nacida en un campo de refugiados de Belén. Al Hroub ha pedido al gobierno español que "garantice" una financiación apropiada, plazas en las escuelas y "respaldo social" a los niños refugiados que llegan a España traumatizados.
La profesora ganó la edición pasada este galardón por desarrollar una técnica "de aprender jugando" para alumnos palestinos de primaria con traumas. "Los niños que ven el conflicto a su alrededor todos los días sufren profundos daños psicológicos. Por lo tanto, Es crucial que el Gobierno garantice que los niños que llegan a España tengan un entorno de seguridad y cariño", explica.
Para la premiada, el papel de los educadores no es sólo el de enseñar a leer o escribir, sino ayudarles a superar los problemas con los que se han enfrentado. Además, para conseguirlo es importante la enseñanza en idiomas para promover la adaptación de los menores, porque como explica el Instituto de Políticas Migratorias, este es uno de los motivos principales del abandono escolar en los países de acogida.
Por otro lado, la educadora palestina que recibió la noticia de mano del Papa en Dubai, cree que los profesores españoles tienen muchas probabilidades de ganar el galardón en 2017 por los "esfuerzos que realizan para integrara a los niños refugiados". Por ello asegura que "si los profesores españoles no resultan nominados o no presentan candidaturas no podrán recibir el reconocimiento que merecen".
Este premio que es considerado como el Premio Nobel de Enseñanza fue creado para reconocer la labor de aquellos maestros que han realizado una gran contribución a la profesión. Con este premio se espera mostrar el importante papel que desempeñan estos profesionales en los países.
Para elegir al ganador, en primer lugar se seleccionarán cincuenta candidatos de los que quedarán diez finalistas que se anunciarán en febrero de 2017. Podrán participar en el premio aquellos profesores que se encuentren en activo, que den clase a niños de enseñanza obligatoria o que tengan entre cinco y dieciocho años.