Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gasto público en educación cae hasta el 9,66% durante la crisis y se sitúa en el nivel de hace 25 años, según CC.OO

El gasto público en educación ha caído durante la crisis hasta el 9,66% por ciento y se sitúa en el nivel de 1990 (9,63%), incluso por debajo del de 1988 (9,79%) cuando se aprobó la LOGSE con la diferencia, además, de que la educación no era obligatoria hasta los 16 años ni la etapa de Infantil era universal y gratuita como lo es en la actualidad. Así lo ha puesto de manifiesto el sindicato CC.OO en su informe 'Crisis económica y financiación educativa: evolución de la inversión (2009-2013), que abarca la a segunda mitad de la Legislatura del PSOE y la primera de la del PP.
El documento, basado en datos oficiales del Ministerio de Educación, la OCDE, el INE o Eurostat , alerta de que el recorte total en inversión educativa durante el cuatrienio analizado es de casi 9.000 millones de euros (un 16,6%), ya que pasa de los 53.895 millones de 2009 a los 44.974 de 2013. Además, CC.OO advierte de que si se considera el Programa de Estabilidad del Gobierno enviado a Bruselas entre 2013 y 2016, representaría un recorte de 2.050 millones adicionales (0,19% del PIB).
"Si se tomaran los datos que no son todavía públicos, nos encontramos que la deriva es mucho peor todavía", ha afirmado el secretario general de este sindicato, Ignacio Fernández Toxo, que ha añadido que el gasto educativo comienza a descender en 2009, pero la situación "empeora" con el decreto de recortes educativos de abril de 2012 y la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).
Por su parte, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO, Paco García, que ha desgranado los datos más relevantes de este informe de más de cien páginas, ha dicho que "sin recursos no hay resultados" y que para que estos sean buenos es necesaria una inversión educativa "razonablemente suficiente". "Hay una correlación entre esto y los indicadores y resultados educativos", ha apostillado
El estudio indica que si esta inversión se mide en términos del PIB, España ha pasado del 4,99% en 2009, año en el que más se aproximó a la media de la UE, al 4,36% en 2013, nuevamente una cifra simular a los años previos a la implantación de la LOGSE, pues en 1990 era del 4,44%. "La brusca caída de estos años supone un enorme retroceso", ha apostillado García, que ha añadido que con el Programa de Estabilidad del Gobierno esta cifra pasaría al 3,76% del PIB en 2019, lo que situaría a España "a la cola más absoluta" de la UE y de la OCDE.
El gasto público no universitario de las administraciones educativas (ministerio y comunidades autónomas) cayó en los cuatro años estudiados -2009-2013-- 5.775 millones de euros, un 15,7%, según este informe, que destaca que en esta situación de recortes generalizados algunas comunidades autónomas incrementaron la financiación de la enseñanza concertada, como es el caso de Asturias, Cantabria, Madrid, Murcia, Navarra o La Rioja mientras su profesorado sufrió recortes salariales del 4,1%, similares a los de la pública.
En este sentido, pone como ejemplo a la Comunidad de Madrid, cuyo recorte global durante la crisis asciende a 447,6 millones de euros (12,5%), pero que "oculta un crecimiento de 70 millones para conciertos educativos", de manera que si éste se deduce del total, el recorte en la pública supera los 517 millones de euros (19,1%).
En cuanto a los datos por comunidades autónomas sobre la evolución de sus presupuestos destinados a educación pone en evidencia una "gran diversidad" de situaciones. Si se toma como referencia un descenso del 14,8% de media, Castilla La Mancha casi duplica la media y Canarias, Cataluña y la Comunidad Valenciana la superan "ampliamente". Por debajo de la media nacional se sitúan País Vasco, La Rioja, Extremadura, Cantabria y Andalucía.
EL GASTO DE LAS FAMILIAS
En cuanto a las enseñanzas universitarias, el documento advierte de que la financiación privada, es decir, la aportada por las familias con el pago de las tasas, es un elemento "distorsionador", que ha pasado de representar en 2009 el 17,6% al 25,9% del total en 2013. A esto ha contribuido en gran medida el decreto de recortes de abril de 2012 que permitió a las comunidades autónomas subir los precios de matrícula en las universidades públicas.
Así, si se deduce esta inversión privada, la inversión universitaria cayó en este periodo 1.700 millones, una cifra que para los autores del informe "oculta grandes diferencias" que van desde el 5,4% de Extremadura o el 6,1% del País Vasco al 28,1% en la Comunidad de Madrid o el 38,7% en Castilla-La Mancha.
En cuanto a la inversión por alumno, ésta de media cayó en centros sostenidos con fondos públicos en 1.094 euros por estudiante entre 2009-2013, lo que supone un descenso del 21,5%. En ninguna comunidad autónoma este descenso es inferior al 15%, pero de entre todas, destaca Castilla La Mancha, que ha pasado de 5.072 euros por alumno en 2009 a 3.465 euros en 2013, es decir, 1.607 euros menos (-31%), le siguen Cataluña (-27,5%), Cantabria (27,2%), Comunidad Valenciana (25,3%). CC.OO explica que estos descensos se deben a la aplicación de recortes "con una clara intención política".