Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gente con cara simétrica tiene más probabilidades de ser egoísta

Brad Pitt y Natalie Portman tienen caras simétricas. Fotos: PAtelecinco.es
Así de contundente se ha mostrado un estudio publicado en la revista 'Economía y Biología Humana', que será presentado en una reunión de premios Nobel en Alemania a finales de este mes.
Los participantes del estudio tuvieron la opción de elegir entre ser una paloma o un halcón. El primero coopera en el beneficio común, mientras que el segundo es más autónomo. De esta manera, los científicos han analizado las caras y han descubierto que aquellos con rasgos faciales simétricos eran más proclives a ser los halcones.
El equipo ha examinado los rasgos faciales de 292 personas y se han analizado caras de famosos, incluyendo las posiciones de los ojos, la nariz, boca y oídos. Así han sido capaces de comparar la simetría facial de los participantes.
Las personas con rostros asimétricos tienden a ser menos saludables y más probabilidades de haber experimentado una infancia dura. Factores tales como la falta de nutrición, enfermedad, exposición al humo del cigarrillo y la contaminación han dejado su huella, han concluído los investigadores.
"Como las personas con las caras simétricas son más saludables y más atractivos, también son más autosuficientes y tienen menos incentivos para cooperar y buscar ayuda de otros", ha afirmado el estudio.
El profesor Ian Deary, del departamento de psicología del Centro de la Universidad de envejecimiento cognitivo, ha comentado: "la simetría de la cara se cree que es un indicador de lo que se denomina la estabilidad de desarrollo: la capacidad del cuerpo para soportar los factores de estrés ambiental y no ser derribado su camino de desarrollo".
 
Si bien hay un fuerte vínculo entre clase social y la simetría facial en los hombres, la conexión en las mujeres es menos claro. Ahora los investigadores planean estudiar si la simetría facial podría desempeñar también un papel importante en la identificación de aquellos que podrían estar en mayor riesgo de enfermedad.