Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los graffiteros de Boa Mistura pintan las calles de Nicaragua para reactivar el empleo y el turismo

El equipo multidisciplinar de graffiti Boa Mistura, en colaboración con Acción Contra el Hambre, ha pintado las calles del Departamento de Madriz (Nicaragua) como parte de uno de sus proyectos artísticos, con el objetivo de promover el turismo y generar alternativas económicas para las comunidades rurales de los municipios de Icalupe y Somoto como medio de vida frente a la sequía, según ha informado la ONG.
Tal y como recuerda la entidad, el Corredor Seco nicaraguense se ha visto afectado por la falta de lluvias en 2014 y 2015, lo que ha provocado que buena parte de las familias campesinas de la zona hayan perdido sus cosecha de maíz y frijol, alimentos esenciales en la dieta de los habitantes del norte del país. Además, la organización recalca que la inseguridad alimentaria de estas familias se ve agravada por la falta de ingresos en una región donde la principal actividad económica gira en torno a la agricultura.
Asimismo, Acción Contra el Hambre señala que el turismo es uno de los sectores más pujantes en Nicaragua, ya que representa un 9% del PIB y un 8% del empleo total del país. Concretamente, el Departamento de Madriz tiene un enorme potencial debido a sus recursos geológicos y ambientales, pero estos aún no ha repercutido lo suficiente en oportunidades de empleo para la población.
"Se trata de que estas comunidades puedan disminuir su dependencia de una lluvia cada vez más escasa, y que diversifiquen ingresos por medio del turismo y otros aprovechamientos del territorio", ha indicado el director regional para América Central de Acción Contra el Hambre, Miguel Ángel García. Para ello se ha formado a 30 jóvenes y 30 mujeres para que tengan posibilidades de buscar empleo en el sector artístico o turístico.
Esta iniciativa forma parte de un proyecto más amplio impulsado por las autoridades locales, que tiene por objetivo lograr la declaración de toda esta área como Geoparque por la UNESCO. Uno de los principales atractivos del futuro Geoparque es el Cañón de Río Coco, y al mismo quieren añadirse otro tipo de recursos culturales, gastronómicos, agrícolas y artísticos.
PROYECTOS EN TRES REGIONES
Por un lado, se ha intervenido en la comunidad de Icalupe, donde ya existía una tradición de muralismo. El proyecto ha consistido en un taller de temple al huevo, una técnica sencilla y sostenible para fijar los pigmentos de forma permanente. Mientras, en Somoto, capital del departamento, Boa Mistura ha tomado el pavimento como lienzo para hacer un gran mural, con el agua de protagonista.
En el marco del mismo proyecto, pero en el municipio de Las Sabanas, un colectivo de cinco artistas nicaragüenses ha realizado murales que han cubierto por completo seis viviendas del centro de la localidad. Para ello han tomado como referencia las leyendas y productos agrarios más significativos de la zona, con lo que han conseguido transformar por completo el paisaje urbano de este pequeño pueblo.
El uso del arte y el color en las inmediaciones del Cañón del Río Coco contribuirá no sólo a poner en valor el patrimonio cultural y ambiental del enclave, sino a ampliar las posibilidades laborales de los habitantes de Madriz, para ser así más resilientes frente a las recurrentes sequías, según indica la ONG.
Este proyecto ha sido posible gracias a la financiación de la Cooperación Suiza (COSUDE) y al apoyo de la Fundación Accenture y sus trabajadores, en el marco de la convocatoria de Redondeo de Nómina.