Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gripe A se cobra otra víctima en Estados Unidos

El Centro de Prevención y Control de Enfermedades, informó en su última actualización de víctimas el pasado viernes que el número de decesos vinculados a esta gripe en el país ascendía a 27, con más de 13.217 personas afectadas. EF/Archivotelecinco.es
La gripe A se cobró una nueva víctima en California, un hombre que falleció en el condado de Orange y que padecía problemas de salud previos que agudizaron la enfermedad, informaron hoy las autoridades sanitarias locales.
Esta persona se convirtió en el cuarto muerto del estado por motivos relacionados con el virus AH1N1, después de que falleció una niña de 9 años la semana pasada en el condado de Contra Costa.
El Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), informó en su última actualización de víctimas el pasado viernes que el número de decesos vinculados a esta gripe en el país ascendía a 27, con más de 13.217 personas afectadas.
En ese último parte del CDC, Nueva York contabilizaba ocho fallecimientos, seguido de Illinois que sumó cinco.
Entre los territorios donde se han registrado muertes por la gripe A se encuentran Utah, Connecticut, Michigan, Virginia, Arizona, Misuri, Texas y Washington.
La gripe A se ha extendido ya por los 50 estados del país más el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital estadounidense, además del estado asociado de Puerto Rico.
El CDC recuerda que la mayoría de los casos de la nueva gripe presentan síntomas similares a los de la gripe estacional.
El virus se transmite fácilmente de persona a persona y el CDC advierte de que los grupos de población que más riesgo tienen de sufrir complicaciones son las personas con alguna enfermedad crónica, los mayores de 65 años, los niños menores de 5 años y las mujeres embarazadas.
Para evitar el contagio aconseja tomar medidas como cubrirse la nariz y la boca al toser, lavarse las manos con frecuencia, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, y quedarse en casa ante cualquier posible síntoma.