Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los casos de gripe A se disparan en las últimas horas en Canadá

Las cifras proporcionadas por las autoridades canadienses suponen un acusado aumento del número de infecciones en los últimos días ya que el pasado lunes el país solo tenía 2.445 casos de gripe A. EFE/Archivotelecinco.es
El número de casos confirmados de gripe A en Canadá se disparó a casi 3.000 después de que las autoridades sanitarias del país informaran en las últimas horas de la aparición de 533 nuevas infecciones.
Las autoridades sanitarias canadienses también dijeron que, de los 2.978 casos de gripe A registrados hasta ayer, cuatro pacientes murieron y 138 han sido hospitalizados.
Hoy, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la gripe A como una pandemia.
Las cifras proporcionadas por las autoridades canadienses suponen un acusado aumento del número de infecciones en los últimos días ya que el pasado lunes el país solo tenía 2.445 casos de gripe A.
Ontario es la provincia donde existe el mayor número de casos, con 1.562 enfermos. Desde el lunes, el número de infecciones en la provincia ha aumentado a 339.
En la provincia de Manitoba, donde hay 56 casos de gripe A, las autoridades han cerrado varias escuelas y están colocando a los infectados en cuidado intensivo, dijo hoy el periódico The Globe and Mail.
El periódico dijo que Manitoba mantiene 27 casos en cuidados intensivos ante la aparición de un brote del virus AH1N1 especialmente grave y único en el país.
La enfermedad se ha concentrado de forma desproporcionada en la población indígena y varias comunidades indias han tenido que cerrar escuelas.
Los líderes indígenas han denunciado que el virus tiene un caldo de cultivo ideal en sus comunidades, donde los problemas de hacinamiento son crónicos y hasta más de 10 personas conviven en la misma vivienda.