Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

14 de los 15 heridos en los disturbios de Gràcia en Barcelona eran mossos d'Esquadra

La policía volverá a actuar "con firmeza" si hay incidentes este martes
Catorce de los 15 heridos el lunes en la manifestación tras el desalojo de la antigua sucursal bancaria 'okupada' en el barrio barcelonés de Gràcia eran mossos d'Esquadra, ha informado este martes en rueda de prensa el intendente portavoz de la policía, Xavier Porcuna.
La otra persona atendida por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) fue el detenido, al que arrestaron mientras quemaba un contenedor, y fueron los policías quienes instaron a los servicios médicos para que comprobaran su estado físico en el momento de la detención, ha dicho.
Al primer furgón de la Brigada Móvil (Brimo) que intervino se le lanzó pintura, un disolvente --que están analizando-- y material pirotécnico: "Creemos que tenían la voluntad de provocar un incendio en la propia furgoneta. Hasta ahora no nos habían atacado nunca de esta manera".
Ante las nuevas protestas que se prevén este martes en los barrios de Gràcia y Sants, el portavoz ha avisado de que "si se vuelven a producir acciones de violencia urbana, el cuerpo volverá a responder con firmeza".
GRUPO VIOLENTO ORGANIZADO
El intendente ha atribuido los destrozos a un grupo de unas 200 personas, "gente violenta que aprovecha el anonimato de la masa" y la oscuridad de la noche para desarrollar actos de violencia urbana, cuyo objetivo es crear miedo, y para lo cual iban preparados y coordinados.
Los incidentes -que duraron de las 22.00 a las 23.00-- comenzaron cuando unas 40 personas de la cabeza de la manifestación se colocaron cascos oscuros y unas 30 de la cola se encapucharon, golpearon las placas metálicas que aseguraban los accesos del local para evitar una nueva 'okupación', y un manifestante intentó cortar una de estas placas con una sierra radial para entrar en la sucursal desalojada.
"En una secuencia muy rápida, un espacio de tiempo muy corto" --según Porcuna--, arrancaron pilones de hierro que protegen el arbolado, volcaron un coche, quemaron un vehículo de limpieza, montaron barricadas e incendiaron los primeros contenedores.
La Brimo de los Mossos intervino porque "la situación era muy grave", ya que las calles de Gràcia son estrechas y los contenedores ardiendo eran un riesgo inminente para edificios y balcones, y Porcuna ha añadido que los agentes tuvieron que bajar de las furgonetas porque éstas no cabían en algunas calles.
En el recuento de utensilios utilizados por los atacantes, los Mossos han encontrado bolsas de basura llenas de piedras y baldosas "de unas dimensiones considerables como munición para atacar a las unidades policiales", además de bolsas con pastillas de combustión para encender barbacoas, que lanzaban a los contenedores, y después añadían material pirotécnico para incendiarlos.