Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de cada cuatro hogares con niños vive bajo el umbral de la pobreza en España, según un estudio

Uno de cada cuatro hogares con niños en España vive bajo el umbral de la pobreza, según un estudio elaborado por Fundación Alternativas que alerta de la necesidad de tomar medidas porque la situación "se ha deteriorado" sin que las políticas en familia e infancia hayan sido suficientes para paliarlo. Ofrece propuestas a los partidos políticos para revertir la tendencia.
El trabajo, que firman los catedráticos de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos I Jesús Ruiz y Luis Ayala, alerta sobre ese 27,3 por ciento de hogares con niños en España que son pobres pero también sobre la "preocupante" desproporción en la que se distribuyen los niños de todos los grupos de edad en los estratos de renta más bajas: Uno de cada cuatro niños vive con el 20% de la población más pobre, mientras son el 15% quienes están en el quintil más rico.
Destaca asimismo la mayor incidencia de la pobreza en los hogares monoparentales, los inmigrantes y en las familias con mayor número de hijos. "La crisis agravó este perfil que tuvo un impacto especialmente acusado en las familias numerosas, siendo las monoparentales menos sensibles a los cambios de ciclo económico. La destrucción de empleo hizo que en un número creciente de hogares las rentas salariales fueran cada vez más insuficientes para atender las cargas familiares", explica el informe.
Los autores señalan que el peso de las políticas familiares en el total de las políticas públicas en España "ha sido tradicionalmente muy bajo en el contexto internacional y antes de la crisis no suponía ni la mitad de los recursos que dedicaban otros países de la Eurozona" y el gasto en protección social para familia e hijos "es muy bajo" desde la misma perspectiva: un 1,3% del PIB, un 40% menos que en la media de la UE.
"España no puede estar tan lejos de la UE en la lucha contra la pobreza en los hogares con niños. La inversión de recursos públicos en prestaciones que contribuyan a mejorar la situación económica de los hogares con niños es mucho más moderada que en otros países europeos", dicen los autores.
Proponen un pacto político que posibilite "un sistema universal de protección a las familias con hijos" que se construya a partir de un sistema de prestaciones universales por hijo a cargo, así como un aumento de las prestaciones no contributivas por menores a cargo actuales hasta 100 euros al mes y un aumento de la cobertura del sistema de garantía de ingresos.
Asimismo, instan una mejora de los incentivos laborales y de las rentas de los trabajadores con salarios bajos, un programa transversal para reducir la pobreza en los hogares con niños y mecanismos de prevención de las situaciones de urgencia alimentaria.