Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre que ayudó a Yasmín "volvería a hacer lo mismo sin pensárselo"

Juan Pablo, de 49 años, operario de una empresa de cerrajería y padre de dos hijos de 20 y 23 años, ha podido salir de la UCI del Hospital Comarcal del Bidasoa. Su mujer ha insistido en que su marido no se ha arrepentido "en ningún momento" de lo que hizo y que está segura de que "lo volvería a hacer sin pensárselo". "Solamente vio que estaban agrediendo a la chica e intentó evitarlo, aunque lamentablemente no se pudo evitar" ha afirmado Conchi. "La familia de la víctima es la única protagonista. Mi marido va a salir adelante, pero Yasmín no".
El herido podría ser dado de alta en quince días, o incluso en una semana. Respecto a si adoptarán medidas legales contra el presunto agresor, Conchi ha declarado que no han pensado en ello y que si finalmente se deciden será "más por ayudar a la familia de Yasmín y para que su asesino lo pague". 
Conchi ha agradecido la actuación de un desconocido que asistió en un primer momento a su marido y que llamó al 112, teléfono de urgencias. "Le ha salvado la vida y me gustaría saber quién es para agradecérselo".  El suceso ocurrió a escasos minutos del hospital y eso evitó que se desangrara.
Los apuñaló a los dos
A las 4.30, en la madrugada del sábado, Juan Pablo volvía en moto por la carretera GI-2134 en Irún cuando vio a lo lejos lo que parecía un accidente de coche. En realidad era el colofón de una persecución a la que el asesino puso fin estampando su vehículo contra el de su víctima.
Una amiga de Yasmín, la víctima, se le acercó entonces a pedirle ayuda.  El agresor después de apuñalar a su víctima en el cuello, se ensañó con él.     LA