Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre muere durante una cirugía de alargamiento de pene

Muere en una operación de alargamiento de peneGtres

Un hombre de 30 años ha fallecido debido a una complicación en una cirugía de alargamiento de pene. La grasa que los cirujanos iban a inyectar en su pene se filtró por sus venas hasta sus pulmones, lo que le produjo una embolia pulmonar.

El desgraciado protagonista de la historia pretendía aumentar la circunferencia y la longitud de su pene, utilizando para ello un proceso en el que se transfiere grasa del vientre al pene para conseguir el objetivo de aumentarlo.
El problema vino, tal y como se ha publicado en Journal of Forensis Sciences, cuando se le intentó inyectar unos 56 gramos de su grasa en el pene, ya que esta se filtró en las ventas. Así, se produjo una embolia pulmonar tras llegar la grasa a los pulmones, lo que propició que se rompieran sus vasos sanguíneos.
El paciente, que no tenía antecedentes de haber tenido problemas cardíacos, sufrió un ataque al corazón en la mesa en la que le estaban operando. Y a pesar de los intentos de los médicos de realizarle la reanimación cardiopulmonar, el hombre falleció dos horas más tarde.
El estudio ha concluido sobre el que caso que “es la primera vez que pasa algo así, en donde un procedimiento aparentemente simple y seguro de aumento del pene por la transferencia de grasa autóloga causa la muerte súbita en un joven sano”.