Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre de 84 años mata a su mujer y luego se quita la vida en Madrid

Efectivos de la policía esperan junto al furgón fúnebre a la retirada de los cuerpos sin vida de un hombre de 84 años que ha matado a su mujer, de 80, y después se ha quitado la vida ahorcándose en su domicilio de Parla, Madrid. EFEtelecinco.es
Un hombre de 84 años ha matado a su mujer, de 80, y después se ha quitado la vida ahorcándose en su domicilio de Parla (Madrid), han informado a Efe fuentes de la Policía Nacional.
El suceso ha tenido lugar a última hora de la tarde de hoy, cuando los hijos del matrimonio han acudido a la comisaría de la calle Juan Carlos I de Parla para comunicar que su padre había matado a su madre y después se había quitado la vida.
Fueron los hijos los que encontraron los cadáveres de sus padres, cuando se presentaron en el domicilio del matrimonio, situado en el número 4 de la calle Monte Tabor, en el bajo A, ya que habían quedado con la pareja y ésta no había acudido a la cita.
Al entrar en la vivienda, descubrieron a su padre, identificado como Ricardo López Gómez, ahorcado detrás de la puerta de entrada al domicilio y al cadáver de su madre, María Dulce Castillo Luque, rodeada de un charco de sangre y tumbada en el sofá.
Se desconoce cómo ha tenido lugar la muerte de la mujer porque, antes de quitarse la vida, el marido le cubrió la cabeza con una toalla y el cuerpo con una manta y le puso un crucifijo en el pecho, aunque fuentes de Emergencias 112 han señalado a Efe que los facultativos del SUMMA han apreciado un fuerte traumatismo en la cabeza.
Cuando el SUMMA llegó a la vivienda, sólo pudo confirmar la muerte de las dos personas, ya que estaban sin pulso y se encontraban ya fríos.
Según la Policía Nacional, no existen denuncias previas por parte de la mujer y la familia de los fallecidos no tenía constancia de existiese ningún problema en el matrimonio.