Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre estuvo a punto de morir después de comer huesos de cerezas

Un hombre estuvo a punto de morir después de comer huesos de cerezaGtres

Un hombre de Blackpool fue trasladado al hospital tras consumir tres huesos de cereza, sin saber que contenían cianuro. A los 10 minutos, el hombre comenzó a sentirse muy mal y su pareja tuvo que llamar a los servicios de emergencias. Los médicos le dijeron que había consumido una dosis letal de cianuro. Gracias a que le trataron rápidamente en el hospital pudo sobrevivir.

Matthew Creme, de 28 años, había comprado una caja de cerezas Suntrail Farm y decidió probar un hueso de cereza. Después de comprobar que sabía bastante bien, decidió comer dos más, informa The Independent.
Lo que Matthew no sabía es que los huesos de cereza contienen amygdalin, un compuesto que, cuando se ingiere, se descompone en cianuro de hidrógeno, algo que no se advertía en la etiqueta del producto.
En cuestión de 10 minutos, comenzó a sentirse cada vez peor y su temperatura corporal se elevó. Su pareja, Georgina Mason, de 23 años, llamó a los servicios de emergencia y después de que le dijeran que había consumido una dosis letal de cianuro, Creme fue llevado al hospital donde fue rápidamente tratado.
Los síntomas de envenenamiento por cianuro pueden incluir calambres estomacales, dolor de cabeza, náuseas y vómitos. Si no se trata rápidamente, puede conducir a un paro cardíaco, insuficiencia respiratoria y la muerte.
Una dosis de 1,5 mg por kg de peso corporal de una persona puede ser letal. Un estudio reciente mostró que el contenido de amygdalin de las semillas de manzana era de 3 mg por gramo de semillas, con una semilla pesando aproximadamente 0,7 g.
Aunque los amantes de las manzanas no se preocupan todavía, ya que no todo esto se convertiría en cianuro. Uno tendría que consumir un número sustancial de huesos de manzana para envenenarse.