Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre y su hijo mueren en un tiroteo en Sant Boi de Llobregat

Marcas en el asfalto de la investigación policial en los alrededores donde, la pasada noche, han muerto dos hombres a causa de un tiroteo en Sant Boi (Barcelona). EFEtelecinco.es
Los Mossos d'Esquadra arrestaron a un hombre tras este suceso, en el que perdieron la vida un padre y un hijo de etnia gitana, de 58 y 38 años respectivamente, muy conocidos en el barrio de Camps Blancs, donde ocurrió el suceso. 
Los disparos se produjeron en torno a la medianoche en la calle Federico García Lorca del barrio, entre bloques de edificios.
Según las primeras investigaciones, la causa de los disparos sería la desavenencia entre la familia de los fallecidos y la del detenido, que mantenían una mala relación que pudo incrementarse por divergencias sobre el acuerdo matrimonial entre miembros de las dos familias.
Las fuerzas de seguridad localizaron a una persona presuntamente implicada en este tiroteo en el cercano municipio de Viladecans. Este individuo se encontraba armado y herido de gravedad, y permanece ingresado en un hospital de la zona.
Tras conocer la noticia, medio centenar de personas se concentraron este mediodía en los alrededores del domicilio de las dos víctimas, entre ellos familiares y amigos que acudieron para acompañar en el luto a la familia de los fallecidos.
El domicilio de las víctimas, ubicado entre la Gran Via Camps Blancs y la calle de Narcís Monturiol, a unos 50 metros de donde se produjo el tiroteo, fue durante toda la mañana un ir y venir continuo de amigos y familiares que permanecieron durante horas frente al edificio donde vivían los fallecidos.
José Fernández, vecino de la zona, explicó que los hechos tuvieron lugar sobre las 19.30 horas. "Yo salí a sacar el perro y escuché como unos petardos. Luego me di cuenta de que eran disparos y me fui de allí porque seguían", comentó.
Este testigo explicó que poco después del tiroteo numerosos familiares de las víctimas acudieron al lugar de los hechos e intentaron buscar al autor de los disparos, que fue detenido posteriormente en Viladecans por los Mossos d'Esquadra.  LA