Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos hombres en estado ebrio intercambian el puesto de piloto con el coche en marcha

El relato del fiscal indica que R. F. P. G. era el que conducía cuando adelantó al coche policial a más velocidad de la debida en la A-8.

Al carecer de carné de conducir e ir bajo los efectos del alcohol decidió intercambiarse el puesto con su copiloto, J. O. F.

El tránsito lo hicieron mientras el vehículo seguía circulando y "zigzagueaba".

Una patrulla de la Policía Local les dio alcance y sometió al último acusado a la prueba de alcoholemia, en la que arrojó un resultado positivo de 0,73 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

El primer acusado se negó a someterse a este test, a pesar de que presentaba síntomas de haber consumido alcohol.

Petición de condena

A R. F. P. G. se le considera autor de cuatro delitos. Además, computa el agravante de reincidencia, por lo que es suya la petición más elevada: 39 meses de prisión y la prohibición, durante diez años y medio, de conducir vehículos a motor.

El fiscal considera a J. O. F. autor de un delito contra la seguridad vial y una falta contra el orden público, por lo que le pide 24 meses de prisión, la prohibición de conducir vehículos a motor en ocho años y el pago de una multa de 810 euros. RSO