Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hospital de Talavera reorganiza su planta de pediatría para mejorar la estancia de los niños hospitalizados

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha conocido este jueves de primera mano el proyecto 'Creciendo juntos, creciendo sanos en Talavera', una iniciativa para humanizar y mejorar la atención pediátrica, tanto en Atención Primaria como en Atención Hospitalaria, en el Área Integrada de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam). Así, los primeros pasos se han dado en la Planta de Pediatría del Hospital General Nuestra Señora del Prado con el objetivo de facilitar la estancia de los niños hospitalizados.
Impulsado por profesionales del Área, con particular protagonismo de aquellos que tienen trato directo con los más pequeños, el proyecto 'Creciendo juntos, creciendo sanos' incluye casi una treintena de iniciativas, de las que ya están en marcha 17, ha explicado el consejero Fernández Sanz, que ha agradecido la implicación de los profesionales a los que ha animado a persistir en estas líneas de trabajo que permiten mejorar no solo la calidad asistencial, sino también un incremento de la seguridad del paciente y de su calidad de vida durante su estancia hospitalaria.
Esta iniciativa, ha explicado el consejero de Sanidad, se enmarca en las políticas de humanización en la Atención Sanitaria que se están llevando a cabo a través de diversas herramientas, como el 'Plan Dignifica', un programa impulsado por la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha en toda la región, que entre otros objetivos se marca garantizar el respeto, la dignidad y la intimidad de las personas a través de diferentes actuaciones y proyectos, según ha informado la Junta en nota de prensa.
LÍNEAS DE TRABAJO
Entre las líneas de trabajo que ya están en marcha destacan la reorganización de los espacios, lo que ha permitido habilitar una nueva consulta de neonatos, además de una sala para la realización de procedimientos diagnósticos terapéuticos que por sus características no se puedan realizar en las propias habitaciones, así como para la estabilización de pacientes críticos.
Además, se ha definido un protocolo para el uso preferente de habitaciones individuales para los pacientes.
También dentro del proyecto 'Creciendo juntos, creciendo sanos en Talavera' se está revisando la Guía de Acogida del paciente, mejorando y adaptando el lenguaje y añadiendo consejos prácticos para la familia durante la estancia hospitalaria.
En esa línea, se han rediseñado los menús que se sirven a los niños hospitalizados, para hacerlos más atractivos y se ha llevado a cabo una encuesta de satisfacción que ha arrojado resultados muy positivos, con valoraciones por encima del 8 sobre 10 en las cinco categorías sobre las que se preguntaba (acogida e información; trato de los profesionales; confort de las instalaciones; alimentación; actividades educativas y lúdicas).
Por otra parte, en colaboración con la empresa Linde y con alumnos de la Escuela de Arte de Talavera de la Reina, se han redecorado todos los espacios de la planta con un diseño especialmente inspirado en las cuatro estaciones, creando un ambiente amigable y agradable para los niños.
Además, se está trabajando también en el diseño de un protocolo de detección precoz de casos de malos tratos y acosos bajo la iniciativa del Servicio de Atención al Paciente y los trabajadores sociales que participan en el proyecto 'Creciendo juntos, creciendo sanos en Talavera' con la colaboración de profesionales de Psiquiatría Infanto-Juvenil.
Así, este protocolo, que se aplicará tanto en Atención Primaria como en Atención Hospitalaria, plantea un abordaje del problema en dos fases.
Por un lado, acciones de prevención que permitan detectar perfiles familiares y del entorno que apunten al riesgo de maltrato y por otro, acciones en pro de la detección precoz de estos casos a partir de la identificación de señales o signos indicativos de posibles malos tratos infantiles.
Este protocolo se suma al que ya ha puesto en marcha el Área, también con la colaboración de profesionales de distintas unidades, para la prevención de la violencia entre iguales en el entorno escolar.