Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jefes de servicio de hospitales reclaman a Boi Ruiz un "ejercicio de responsabilidad"

El conjunto de jefes de servicio de los ocho hospitales públicos del Instituto Catalán de la Salud (ICS) han reclamado este domingo al conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, un "ejercicio de responsabilidad" para frenar el clima de crispación actual e introducir reformas que mejoren la eficiencia del sistema escuchando la opinión de los médicos.
En declaraciones a Europa Press, el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Bellvitge, en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Ramon Pujol, ha explicado que 182 médicos jefes de servicio han suscrito un documento en el que señalan que la Generalitat "todavía está a tiempo" de repensar unos duros ajustes que han rechazado por sus consecuencias en el sistema.
En el documento, que tienen previsto entregar en mano al presidente de la Generalitat, Artur Mas, critican que los recortes "pueden incrementar las consecuencias negativas desde el punto de vista de la atención a los pacientes y que implican un deterioro de los rasgos esenciales que han hecho del ICS un referente de calidad reconocido".
"Nosotros pedimos por encima de todo que se escuchen nuestros razonamientos, que podrían ayudar a tranquilizar una situación de bloqueo de las negociaciones entre empresa y sindicatos", ha señalado el jefe de Medicina Interna de Bellvitge.
El colectivo, que quiere expresar esta reivindicación sin condicionantes políticos ni corporativos, muestra su preocupación por el hecho de que el sistema vive la situación "más grave" de los últimos años y se dibuja un panorama de precariedad laboral imprevisible y aventuran que supondrá un retroceso en la calidad, que tardará muchos años en recuperarse, si lo consigue, apostillan los jefes en el manifiesto.
En concreto, critican una "descapitalización" de los médicos jóvenes, fruto de la política de despidos actual, auguran problemas de equidad por el aumento de las listas de espera, y alertan sobre el riesgo de posponer un diagnóstico de gravedad impredecible.
También señalan que la reducción de las horas de formación real de los médicos residentes supondrá una pérdida de calidad "irreparable" para todos.
Encima de la mesa han puesto la oportunidad de establecer alianzas en centros de un mismo territorio y en el terciarismo que incremente el coste-efectividad de muchos procesos, e incluso reordenar de forma adecuada la cartera de servicios.
"Desde que empezó esta crisis ya se han realizado un grupo de medidas duras que en los hospitales del ICS han representado un ahorro considerable", indican, y recuerdan que los médicos ya han realizado sacrificios como bajadas de sueldo o de cobertura de guardias y otros ya han visto rescindidos sus contratos.
Para los jefes de Servicio, mandos intermedios de los hospitales, el ICS no es una organización aislada y debe ser capaz junto a trabajadores de analizar como otras organizaciones sanitarias están tratando de resolver estas cuestiones con mayor libertad.
HUELGAS, EL "ÚLTIMO RECURSO"
Sobre las eventuales huelgas que anuncian sindicatos del sector, Ramon Pujol ha opinado que "las huelgas son siempre el último recurso".
"Nosotros querríamos que se llegara a esta situación", indica el jefe de Servicio de Medicina Interna de Bellvitge, que ha pedido información sobre los planes de futuro del ICS y de la necesidad de buscar soluciones conjuntas.
"Creo que si existe voluntad de trabajar conjuntamente y se hacen gestos de comprensión desde la administración se puede entraen un camino más positivo y fructífero", ha subrayado el internista.