Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un informe muestra que en el futuro los hospitales serán más pequeños, complejos, innovadores y eficientes

Un informe liderado por el profesor del IESE y director del Centro para la Investigación en la Gestión y la Innovación en el Sector Sanitario (CRHIM) del IESE, Jaume Ribera, junto a Accenture, ha señalado que en el futuro los hospitales serán más pequeños, complejos, integrados, innovadores, eficiente y, además, estarán dirigidos por médicos.
El documento, que pretende ayudar a preparar a los hospitales para las próximas décadas, explica las 14 claves del hospital del futuro y analiza dos de los grandes hospitales públicos en Europa: el Clínic de Barcelona y el Karolinska de Estocolmo, seleccionados por sus "largas trayectorias" en seguridad y servicio de alta calidad, combinados con la complejidad y variedad de su oferta.
Los autores llevaron a cabo entrevistas con altos directivos de los hospitales, así como con otros ejecutivos y responsables políticos que trabajan con ellos para identificar los principales impulsores del cambio. Posteriormente, realizaron encuestas 'on line' y talleres de trabajo para priorizar las cuestiones más urgentes.
FACTORES QUE PERJUDICAN LA EFICACIA DE LA ACTUAL ATENCIÓN SANITARIA
De esta forma, los expertos comprobaron que hay una serie de factores que hacen cada vez más difícil que los principales hospitales ofrezcan una atención sanitaria eficaz como, por ejemplo, el hecho de que los gobiernos europeos estén reduciendo el gasto en atención sanitaria de forma continuada y, a su vez, aumentando la presión para reducir costes y mantener resultados.
Otras causas son que el aumento de las cargas de trabajo y el estancamiento de los salarios han contribuido a la "escasez" de enfermeras y terapeutas; y que cada vez más los pacientes esperan ser tratados como clientes, dando prioridad a su conveniencia.
"Ante una población que envejece y unos recursos cada vez más escasos, los principales hospitales públicos en Europa tienen una mayor presión por mejorar sus servicios y reducir los costes. Con este fin, los mejores hospitales de Europa deberían delegar el trabajo más rutinario entre el resto de agentes sanitarios de su comunidad y hacerse más pequeños, especializados y flexibles ya que la gran presión financiera les obligará a cumplir con sus funciones respetando los presupuestos", señala el informe.
Así, según los autores, el hospital del futuro pondrá "de verdad" al paciente en el centro del sistema, fomentará su participación y le ayudará a ser más responsable de su salud liderando actividades de prevención primaria (prevenir la enfermedad) y secundaria (mantener la enfermedad controlada). De hecho, han sugerido hospitales con una infraestructura más pequeña y centrados en servicios de "alto valor y gran complejidad", convirtiéndose en organizaciones "muy eficientes" sin la necesidad de grandes volúmenes de actividad, pero con nuevos servicios asistenciales.
¿QUIÉN DIRIGIRÁ Y GESTIONARÁ ESTE NUEVO HOSPITAL?
En el hospital del futuro los médicos participarán en el gobierno y en la gestión de la institución; en el diseño y la implementación de estrategias, con responsabilidades directivas en diversas unidades, y sus opiniones tendrán una gran influencia en los órganos de gobierno.
De hecho, las decisiones sobre los cargos directivos, como el puesto de jefe de servicio, y la estructura organizativa del hospital no dependerán de opiniones políticas, sino que incorporarán los puntos de vista de todos los actores de la comunidad y, especialmente, las opiniones de los profesionales asistenciales.
Pero, además, esta transformación hará que el hospital del futuro necesite nuevos especialistas como, por ejemplo, ingenieros de proceso, antropólogos, o diseñadores. "Nuevos profesionales que ayudarán a organizar mejor los procesos, las operaciones del hospital, los procesos de atención al paciente y sus familiares, la optimización de programación de quirófanos... pero además, 'coaches' de salud, asesores en genética, gestores de casos especializados en patologías concretas, expertos en gestión de datos, y un perfil de 'médico-ingeniero'", destaca el informe.
Finalmente, los expertos han asegurado que crecerá el papel de la enfermería asumiendo algunas tareas actualmente asignadas a médicos, liberando a estos que podrán dedicarse a otras tareas donde podrán añadir más valor al proceso.