Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La imprudencia y la mala suerte, causas del accidente del Metro de Madrid

La imprudencia, la mala suerte y la negligencia se han dado cita en las cocheras del metro de la localidad madrileña de Fuenlabrada. Un gerente de metro y una menor fallecieron en un accidente dentro de las propias cocheras cuando conducían un vagón en una vía de pruebas, el tren chocó con un talud y la cabina quedó totalmente destrozada.

El tren, conducido por un gerente de mantenimiento del Matro de Madrid, circulaba por una vía de pruebas cuando chocó con una talud. La cabina quedó completamente destrozada y el hombre, de 35 años murió en el acto.
En el vagón también viajaban el hijo del fallecido, de cuatro años, y su mujer que han resultado heridos y están hospitalizados. La otra vítima mortal es una joven de diecisiete años, hija de un magistrado suizo, que cuidaba al menor durante el verano.
Las autoridades han abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente, ya que, aseguran que los familiares no deberían haber subido a ese tren.
El acceso de personas ajenas a Metro en este tipo de recintos debe ser autorizado por un responsable y  para desbloquear el tren se necesita una llave especial, que está custodiada y requiere una autorización.