Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos imputados tras maltratar y dejar moribundos a cuatro cachorros de pitbull en un contenedor en Castellón

Agentes de la Patrulla de Protección del Medio Ambiente y Bienestar Animal de la Policía Local de Castellón (UPROMA) han instruido diligencias al juzgado de Instrucción de guardia contra una mujer de 75 años y un hombre de 40 años como dueños de cuatro cachorros a los que dejaron moribundos dentro de un contenedor de basura en las proximidades de la carretera de Alcora.
Los hechos se remontan al 24 de noviembre de 2015, cuando un vecino que paseaba por la zona fue a tirar una bolsa a un contenedor de basura y observó que dentro de dicho contenedor había moribundos varios cachorros de perro de raza pitbull.
El vecino logró sacar a dos de los animales que todavía respondían y avisó rápidamente a la Policía Local para que acudiera al lugar y pudiera auxiliar a los canes. Hasta el lugar se trasladó inmediatamente la patrulla UPROMA, cuyos agentes pudieron confirmar que había tres animales malheridos, muy débiles, y un cuarto ya muerto.
Los agentes avisaron inmediatamente a una protectora de animales para que se hiciera cargo de los cuidados de tres de los cachorros, de los cuales uno falleció a los pocos minutos y el otro a los pocos días debido a las graves lesiones que presentaba.
Ninguno de los animales estaba censado, por lo que los agentes de la unidad UPROMA tuvieron que realizar diversas gestiones para averiguar quiénes eran los dueños de los cachorros. Gracias a la colaboración ciudadana pudieron localizar muy cerca de allí a los presuntos propietarios de los perros, quienes desde un primer momento ofrecieron informaciones contradictoras y que han sido completamente desmontadas.
Por todos estos hechos se han instruido diligencias contra los dueños de los cachorros, una mujer, V.T.G., de 75 años de edad y un hombre, V.J.R.G., de 40 años de edad, por el presunto maltrato de cuatro perros, con resultado de muerte para tres de ellos, que está recogido en el artículo 337 del Código Penal.