Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El incendio de Boiro está controlado pero no extinguido

Al lugar del suceso se han desplazado efectivos de Bomberos de los parques comarcales de Boiro, Ribeira, O Salnés y Santiago y efectivos de Protección Civil y grumires de Boiro, Ribeira, Rianxo, A Pobra do Caramiñal, Noia, Brión, Vilagarcía y Padrón con dos nodrizas, dos camiones y dos pick-up.

Asimismo, por aire se intentan atajar el incendio tres helicópteros del servicio de extinción de la Consellería de Medio Rural y un helicóptero del 112 con base en A Estrada, que realiza fotografías y un reconocimiento de la zona.

Según ha indicado el 112, los Bomberos vieron dificultada desde el primer momento la labor de extinción debido al "aumento considerable de la temperatura" en la zona.
La acumulación de material inflamable en la nave, especialmente de poliuretano, para la fabricación de las redes y cabos, podría prolongar las llamas e impedir la extinción, advirtió el alcalde de Boiro, Xosé Deira.
Materiales altamente inflamables
"Los cabos de poliuretano arden como si fuera petróleo", comentó el alcalde, quien consideró "difícil" controlar el incendio y subrayó: "Es como si quisieran sacar el agua de un océano con una concha de vieira".
En el interior de la nave hay numerosas redes de pesca elaboradas con material inflamable que están unas sobre otras almacenados y alcanzan los doce metros de altura, indicó Deira.
La nave de la firma JJ Chicolino, propiedad del empresario Juan José Fajardo y en la que trabajaban 87 empleados, está situada en un polígono de la vecina localidad de Espiñeira y sus instalaciones están calcinadas por el incendio que permanece aún sin controlar.
Varios heridos
En las tareas de extinción, en las que participan equipos del servicio de Bomberos de varios municipios cercanos, cuatro agentes tuvieron que ser atendidos por diversos problemas, de los cuales dos han sido evacuados con transtornos por inhalación de humo.
Asimismo, otras nueve personas, varias de ellas miembros del servicio de Protección Civil, fueron atendidas y algunas de ellas trasladadas en ambulancia debido a la inhalación de humo tóxico procedente de la nave. BQM / RSO