Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un incendio en un arsenal militar ruso causa confusión y gran alarma

Vista del fuego y el humo sobre el arsenal militar de la ciudad de Uliánovsk, en Rusia, hoy tras la serie de explosiones causadas por un incendio. EFEtelecinco.es
Un incendio y las sucesivas explosiones registradas hoy en un arsenal militar ruso, que costó la vida a dos bomberos, causó la alarma al dar las autoridades por desaparecidas a una cuarentena de personas, que finalmente fueron rescatadas con vida al haber podido esconderse en un refugio antiaéreo.
La administración de la ciudad de Uliánovsk, a unos 900 kilómetros al este de Moscú, explicó que 43 personas que se habían refugiado en un búnker pudieron ser evacuadas después de que se consiguiera controlar el fuego.
El gobernador de Uliánovsk, Serguéi Morózov, aseguró al Canal Uno de televisión rusa que entre estos rescatados con vida se encontraban las 35 personas que habían sido dadas por desaparecidas tras desatarse el incendio y las explosiones.
Poco antes, el ministerio de Defensa de Rusia informó de que dos militares murieron y otros tres resultaron heridos en el arsenal, situado en un suburbio al este de Uliánovsk y perteneciente a la Marina de Guerra rusa.
"Hemos establecido que han muerto dos efectivos, miembros del equipo de bomberos del arsenal que intentaban impedir la propagación del incendio", dijo a las agencias rusas el portavoz Alexéi Kuznetsov, quien agregó que otros siete solicitaron asistencia médica y tres de ellos fueron hospitalizados.
Las primeras explosiones se produjeron poco antes de las 16.00 hora local. La honda expansiva y la metralla rompió los cristales de los barrios residenciales adyacentes, de los que fueron evacuadas unas 3.000 personas.
Al mismo tiempo, el Ayuntamiento de Uliánovsk recomendó a sus habitantes que se dotaran de máscaras respiratorias, lo que hizo correr el rumor de que en el arsenal había armas químicas.
El gobernador y los ministerios de Defensa y Emergencias desmintieron estos rumores y aseguraron que en el almacén militar solo había municiones convencionales.
Tanto el ministerio de Defensa como las autoridades locales descartaron un posible atentado y coincidieron en que, lo más probable, las primeras explosiones se produjeron durante la destrucción de municiones obsoletas en los talleres del arsenal.
Tras cinco horas de lucha contra las el incendio, los equipos de rescate consiguieron controlar el fuego y movilizaron un tren de bomberos para sofocar definitivamente las llamas durante la noche.
El gobernador de la región admitió que el peligro era muy grande debido a que el arsenal acoge "varios miles de vagones con municiones".
La oficina de Emergencias de Uliánovsk informó de que parte de las personas evacuadas habían regresado a sus casas, mientras que los residentes en las cercanías del arsenal eran alojados en hoteles y recibían comida y asistencia.
El departamento de Sanidad trató de calmar a los centenares de personas que llamaban alarmadas para solicitar información: "Les decimos que la situación está bajo control, que en el lugar del incendio ya se encuentra un tren de bomberos y que se producen cada vez menos explosiones", dijo a la agencia Interfax una funcionaria.