Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un incendio descontrolado obliga a desalojar 5.000 a personas en Málaga

El incendio ha comenzado en la conocida como Sierra Negra, en Coín, y durante la noche ha llegado hasta Marbella y ha obligado a cortar la AP-7 en ambos sentidos. Las llamas se han extendido después hasta Alhaurín el Grande, Mijas, Ojén y Monda Miles de vecinos han posado la noche fuera de sus casas. Las llamas han arrasado ya 1.000 hectáreas. El presidente de la Junta de Andalucia, José Antonio Griñán, tiene previsto visitar la zona y a los afectados.

Ante la magnitud de este incendio, que, comenzó en la tarde del jueves en Coín, pero que se ha extendido ya a Alhaurín el Grande, Mijas, Marbella, Ojén y Monda, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, se desplazarán este viernes hasta la zona afectada. También ha anunciado que lo hará la delegada del Gobierno central en Andalucía, Carmen Crespo.
El fuego ha obligado al desalojado de cinco mil vecinos en la provincia. Los vecinos del paraje conocido como Alpujata han tenido que dejar sus casas. En Marbella se estima que han sido desalojadas unas 2.000 personas, habiéndose habilitado el polideportivo Serrano Lima para atenderlos, según han precisado fuentes municipales.
Dos personas, un matrimonio de mediana edad, han resultado y se encuentra en estado muy grave. En concreto, la mujer presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el 60 por ciento de su cuerpo --extremidades superiores e inferiores, cara, cuello, mano y tronco--, mientras que el hombre sufre quemaduras en el 65 por ciento. Han sido trasladados al hospital Carlos Haya de la capital.
Otras tres personas han ersultado heridas. Se trata de una mujer y sus dos hijos.
"Hemos salido de la casa rodeadas de humo y de fuego", ha explicado una vecina. Otros vecinos aseguran que han visto las llamas a 500 metros de casa.
Por su parte, José Antonio Gómez, alcalde de Ojén, municipio que ha tenido que ser desalojado, ha señalado que el pueblo mantiene dos focos activos, uno en la zona norte y otro en la sur, donde se encuentran los medios trabajando.
En este punto, ha manifestado que "si no cambia el viento, el pueblo no corre peligro", pero "el fuego ha bordeado el municipio". "Con los medios aéreos si el viento continúa como hasta ahora, creo que se podrá controlar en un tiempo razonable para que vuelva todo a la normalidad", ha expuesto.
En Mijas la situación es complicada en la zona alta de Calahonda, que ha tenido que ser desalojada, ya que había llamas en plena urbanización, entre las calles Cristóbal Colón y el complejo residencial Princesa Park.
Además, fuentes municipales han apuntado que la situación es muy complicada en la zona rural de la Atalaya y también en el entorno del hotel La Cala Resort, del que han sido desalojados unos 200 clientes.
Respecto a la evacuación, han precisado que comenzó en la zona de Atalaya y Entrerríos, posibilitando varios puntos para acoger a los desalojados como el polideportivo de La Cala, donde han pasado la noche unas 160 personas, y el de Las Lagunas, desde donde se coordinó el operativo de ayudas.
También se ha habilitado el hotel Hipódromo Costa del Sol, acogiendo a unas 40 personas, entre ellas una veintena que están en tratamiento de desintoxicación en el centro provincial de drogodependencia, ubicado en la zona de Entrerríos y que se ha visto cercado por las llamas, además del albergue de La Cala, donde han pasado la noche otras 65, y la iglesia de Calahonda.
En Alhaurín el Grande, su alcalde, Juan Martín Serón, ha apuntado que el incendio no ha afectado al casco urbano, sino a viviendas diseminadas, especialmente en el entorno de Barranco Blanco, colindante con Coín.
Finalmente, en este último municipio, en el que comenzó el fuego, han sido desalojadas un total de 60 viviendas, aunque las llamas se dirigieron hacia las localidades de Marbella y Mijas, según ha explicado el alcalde coineño, Fernando Fernández.
El fuego ha arrasado ya 1.000 hectáreas. El viento está complicando las labores de extinción.
Carreteras cortadas
La carretera A-355, entre los municipios malagueños de Marbella y Ojén, permanece cortada en ambos sentidos a la altura del cementerio de Marbella.
Además, un carril de la autopista AP-7, sentido Cádiz, ha vuelto a cerrarse desde el peaje de Calahonda y Marbella. No obstante, sí es posible circular en sentido Málaga. El resto de autopistas, de Marbella a Estepona y desde éste último municipio a Guadiaro, permanece abiertas sin problemas.
A los efectivos del Infoca, del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de Málaga y Bomberos se unen los medios desplegados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que ha enviado un total de 10 medios aéreos y terrestres para las labores de extinción.
De esta forma se han asignado tres helicópteros bombarderos Kamov, cuatro aviones anfibios, un avión de carga en tierra, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones y un avión de Comunicación y Observaciones. También ayuda la Unidad Militar de Emergencias (UME)