Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Entraron en pánico, quisieron escapar, pero murieron"

De esta pequeña aldea, Pobrais, solo quedan cenizas y desolación. Ninguno de los 30 vecinos imaginaba que un incendio podía provocar una tragedia como esta. Rosinda nos cuenta, entre llantos de tristeza, que perdió a su nieto y a su esposa. El padre, Rui, nos explica que intentaron escapar cuando las llamas se acercaron a sus casas porque entraron en pánico. Emilia, aún con lágrimas en los ojos, vio huir a sus cuatro primos, pero ya era tarde. Los 11 muertos aumentan aún más la sensación de rabia en el pueblo. Denuncian que ellos solos tuvieron que enfrentarse al fuego. Que veían a los bomberos pasar sin detenerse a ayudarlos.