Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 'indignados' que quieren salvar el Albéniz "liberarán" el espacio cuando existan condiciones técnicas para reabrirlo

Los "indignados" que se han constituido en asamblea para salvar el Teatro Albéniz, que estos días se han estado reuniendo para estudiar si lo 'okupaban' como medida para recuperar el edificio, han decidido que sólo se "liberará" el espacio cultural cuando existan las condiciones técnicas para reabrirlo "como bien común recuperado".
Después de las asambleas del pasado jueves, en la plaza de Jacinto Benavente y este sábado, en la plaza de Pontejos, el Grupo de trabajo para la recuperación popular del Teatro Albéniz ha consensuado que "ante el actual panorama de negligencia y abandono que impera en la gestión de los espacios artísticos y culturales financiados con fondos públicos", hay que recuperar el edifico.
"Manifestamos nuestra determinación a favor de la recuperación y revitalización del Teatro Albéniz y, en general, de la liberación de todos aquellos que se hallen en situación similar", han acordado, al tiempo que han afirmado que el espacio "sólo será liberado cuando existan las condiciones técnicas para reabrirlo como bien común recuperado y sin menoscabo alguno de su integridad".
Para garantizar que esto pueda llevarse a cabo con la "más absoluta garantía", la asamblea ha constituido por el momento dos grupos de trabajo operativos. Por un lado, estará el grupo de trabajo de Legitimidad y Comunicación, que trabajará en la elaboración de una reflexión argumentada sobre la acción, pensamiento del por qué a la necesidad de abrir este espacio.
También será el encargado de estudiar las propuestas a desarrollar así como su comunicación y difusión. Por otro lado, el grupo de trabajo de investigación técnica y legal trabajará en las tareas de reconocimiento del estado actual del edificio, su protección y seguridad, así como en recavar toda la información desde el punto de vista jurídico.
Además de estos consensos, esta asamblea considera "indignante" que un espacio como el Albéniz haya permanecido y continúe cerrado mientras se halla en proceso de ser declarado bien de interés cultural.
"Queremos garantizar que la futura gestión del mismo sea acorde al interés de un bien público, realizándola de manera comunitaria de todas y cada una de las personas, es decir de manera comunitaria, asamblearia y horizontal", han afirmado, pues piensan que así deberían ser gestionados todos los espacios culturales, para así recuperar el concepto originario y más profundo de Cultura.
En este sentido, se proponen convertir el Teatro Albéniz en un espacio "libre para la formación, investigación y expresión de todas las artes y que a su vez pueda cumplir otras funciones sociales". "Reafirmamos nuestra determinación a liberar este espacio cultural,
proteger su integridad y ocuparnos de él", concluyen en su comunicado.