Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria farmacéutica asumirá el coste de la puesta en marcha de las nuevas medidas de seguridad de los fármacos

La industria farmacéutica va a asumir de forma íntegra el coste de la puesta en marcha y mantenimiento del sistema nacional y el nodo europeo de las nuevas medidas de seguridad de los medicamentos, que deberán estar disponibles a partir del 9 febrero de 2019. Se estima que este coste se sitúa 10 y 13 millones de euros para su lanzamiento, entre 2016 y 2018, y entre 5,5 y 8 millones de euros a partir de 2019.
Y es que, el Reglamento Delegado que desarrolla la Directiva de Medicamentos Falsificados obliga a la identificación individual de los envases de todos los medicamentos de prescripción vendidos en el mercado español a partir del 9 de febrero de 2019, lo que permitirá verificar su autenticidad a distribuidores y personas autorizadas a suministrar medicamentos al público, garantizando así la seguridad de los pacientes.
Además, con el objetivo de evitar la entrada de medicamentos falsificados en la cadena legítima de distribución, la directiva establece obligaciones para los fabricantes, que deberán incorporar dispositivos de seguridad en los envases de todos los medicamentos de prescripción.
En virtud de esta reglamentación, la industria farmacéutica innovadora en España ha asumido la responsabilidad de extender su compromiso con la salud, seguridad y protección de los pacientes.
Unas novedades que, a juicio del sector, constituyen un "gran desafío" para todos los agentes del sector y que se traducirá en "numerosas" adaptaciones tecnológicas y también corporativas, la necesidad de habilitar un sistema de verificación en el punto de dispensación y la creación, gestión y accesibilidad del sistema repositorio nacional.
Finalmente, durante la 'Jornada sobre Dispositivos de Seguridad: Aspectos Regulatorios y Puesta en Marcha en España', organizada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, han puesto de manifiesto que cumplir con los requisitos que exige la Directiva de Medicamentos Falsificados y el Reglamento Delegado requiere adaptar los procesos de fabricación para introducir medidas de seguridad e identificador único en cada envase, lo que puede acarrear un coste estimado de 300.000 euros por línea de producción.