Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria farmacéutica prevé sanciones para las compañías que no hagan públicos sus pagos a médicos en España

A finales de junio se conocerán los datos de las transferencias de valor realizadas durante 2015
La patronal de la industria farmacéutica de España, Farmaindustria, prevé sanciones para aquellos laboratorios que no hagan públicos de forma individualizada los pagos directos e indirectos que realicen a profesionales y organizaciones sanitarias en España, tal y como establecerá su nuevo Código de Buenas Prácticas a partir de 2017.
En concreto, se establecen tres grupos de infracciones (de 6.000 a 120.000 euros, de 120.001 a 240.000 euros, y de 240.001 a 360.000 euros) en función de la gravedad del incumplimiento, que sería máxima en caso de causar un daño directo a la reputación de la industria e incluso podría conllevar la expulsión de la patronal.
No obstante, el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, ha confiado en que estos incumplimientos no se produzcan o sean mínimos ya que se trata de "una medida de transparencia valiente y honrada" que se enmarca dentro de la autorregulación de este sector.
"Las compañías se verán reflejadas cuando cometan un error y eso afecta a su reputación, por lo que deben ser los primeros aliados en cumplir con el código. Si se hace es para cumplirlo", según ha destacado.
A finales de junio está previsto que los más de cien laboratorios que forman parte de esta patronal en España publiquen por primera vez la relación de transferencias de valor realizadas a profesionales y organizaciones sanitarias, relativas al año 2015.
Además, una nueva modificación de este Código de Buenas Prácticas acordada hace un mes establece que a partir de 2017 los laboratorios deben informar de estas aportaciones económicas de forma individualizada, aunque no se publicarán hasta junio de 2018.
PONENCIAS, ASISTENCIA A CONGRESOS O ASESORAMIENTO
En concreto, los laboratorios detallarán qué cantidad destinan cada año a pagar a profesionales sanitarios por actividades formativas y reuniones científico-profesionales del personal sanitario (distinguiendo entre cuotas de inscripción, desplazamiento y alojamiento); o por prestación de servicios (entre los que se incluyen asesoramiento, realización de informes o estudios de investigación de mercado, ponencias, etcétera)
Del mismo modo, también harán públicas las cantidades destinadas a organizaciones sanitarias (colegios profesionales, sociedades científicas o centros sanitarios) para estas actividades, además de para donaciones, colaboraciones o patrocinios para la gestión de eventos.
En todos los casos incluirán una advertencia dentro del contrato firmado con la que tanto profesionales como organizaciones asumen la publicación individualizada de dicha colaboración y del importe de la misma, por lo que siempre pueden renunciar a ella antes de comprometerse.
NO AFECTARÁ A LA RELACIÓN MÉDICO-INDUSTRIA
El director general de Farmaindustria no cree que tras esta medida las compañías tengan más problemas para encontrar médicos que quieran colaborar con ellos por posibles reticencias a que se hagan públicos estos datos.
"Esta colaboración y transparencia es beneficiosa para ambos, ya que les permitirá saber más sobre medicamentos y enfermedades para luego hacer una prescripción independiente", ha destacado Arnés.
La patronal asegura que mantendrán una actitud vigilante para que la publicación de las transferencias de valor se realice según lo previsto, y reconocen que están ultimando los mecanismos que utilizarán para contrastar la información que publique cada laboratorio. "Estamos todavía en un proceso de aprendizaje", ha añadido José Zamarriego, director de la Unidad de Supervisión deontológica de Farmaindustria.
Además, y aunque para la publicación individualizada de estos datos cuentan con el respaldo de la Agencia Española de Protección de Datos, no se podrá llevar a cabo una indexación de esta información a través de motores de búsqueda en Internet. "Los datos no deben usarse para fines distintos a los de su publicación", ha insistido Arnés.