Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria señala que vida útil no tiene significado legal ante el acuerdo de PSOE-C's de cerrar nucleares con 40 años

El Foro de la Industria Nuclear ha defendido la operación a largo plazo de las centrales nucleares en España y ha recordado que el término "vida útil" no tiene un significado legal explícito.
La industria se pronuncia así después de que este martes se haya presentado el acuerdo de Gobierno firmado por PSOE y Ciudadanos (C's), que incluye establecer el cierre de las plantas atómicas al cumplir 40 años de vida útil.
Así, el Foro Nuclear ha recordado que el periodo de funcionamiento de las centrales españolas "no tiene plazo fijo establecido" por la legislación española. Es decir, que no se determina por ley el tiempo de funcionamiento máximo de las centrales.
En este contexto, ha indicado que en la actualidad, las autorizaciones de operación se conceden "habitualmente" con plazos de validez de diez años y se renuevan periódicamente tras la evaluación del organismo regulador, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y la aprobación y permiso del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.
En la actualidad España cuenta con siete reactores nucleares operativos y uno más, el de Santa María de Garoña (Burgos) en situación de cese de actividad pero con una solicitud de renovación pedida hasta 2031.
El Foro de la Industria Nuclear defiende también que esta tecnología es la que más electricidad genera y que en 2015 proporcionó el 20,8 por ciento de la electricidad en España, con un 7,26 por ciento del total de la potencia instalada en España. Por ello, valora que resultan "esenciales para la estabilidad del sistema eléctrico" e incide en que no emiten gases contaminantes a la atmósfera.
En este contexto, subraya que la operación a largo plazo es el "funcionamiento continuado" de una central nuclear manteniendo su nivel de seguridad. Se trata de una estrategia energética habitual en países como Estados Unidos, Bélgica, Holanda, Hungría, Rusia y Suiza. De los 442 reactores nucleares que hay en el mundo, 105 tienen autorización para operar más de 40 años.
Por ello, insiste en que los resultados de investigaciones sobre envejecimiento de materiales y la experiencia de operación "demuestran" que es "técnicamente viable" operar las plantas nucleares más allá de su plazo de diseño, con los mismos niveles de seguridad y fiabilidad.
EL PARQUE ESPAÑOL
Según las cuentas del Acuerdo de Progreso entre PSOE y C's, el parque nuclear español quedaría cerrado en torno a 2028, cuando la central de Trillo (Guadalaja) y Vandellós II celebren su 40 cumpleaños.
El calendario 'atómico' de PSOE y C's quedaría de la siguiente manera: Almaraz I (Cáceres), que comenzó su actividad en 1981, cerraría en 2021; Almaraz II (Cáceres) en 1983, generaría electricidad hasta 2023; Ascó I (Tarragona) se acopló a la red en 1983 y Ascó II (Tarragona) en 1985, por lo que estarían operando hasta 2023 y 2025 respectivamente; Cofrentes (Valencia), que opera desde 1984 finalizaría su actividad en 2024 y, por último, las más jóvenes, Trillo (Guadalajara) y Vandellós II (Tarragona) se conectaron a la red en 1988, por lo que cerrarían en 2028.