Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria tabaquera defiende que el empaquetado neutro es ineficaz y rechaza la "hiperregulación" del sector

La Mesa del Tabaco, que agrupa a las empresas que forman parte de la industria tabaquera en España, asegura que el empaquetado neutro que reclaman sociedades científicas y colegios médicos es ineficaz para reducir el consumo y defiende más medidas de concienciación de la población en lugar de una "hiperregulación" del sector.
Coincidiendo con el Día Mundial sin Tabaco que se celebra este martes, 31 de mayo, el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) ha reclamado al próximo Gobierno que impulse nuevas medidas frente al tabaquismo e implante "de forma urgente" este empaquetado neutro del tabaco, como ya han hecho otros países como Australia, que fue pionero en 2012.
Sin embargo, el portavoz de la Mesa del Tabaco, Juan Páramo, defiende que en este país la medida "ha fracasado en su intento de disminuir el consumo por parte de los menores", ya que ha pasado del 2,5 al 3,4 por ciento, "principalmente como consecuencia del incremento del contrabando de tabaco, que ha crecido un 22 por ciento desde que entró en vigor esta medida".
"Es un atropello a un sector legítimo, pues supone la expropiación de facto de las marcas comerciales en un sector legal", según este experto, que además apunta que en España "carece de sentido" tras la nueva Directiva Europea de Productos del Tabaco, que duplica el tamaño de las advertencias sanitarias en las cajetillas y reduce al mínimo el espacio para la marca.
"Cuando se pierde el valor de la marca, el precio se convierte en el principal factor de decisión y, generalmente, el consumidor tiende hacia los productos más baratos", ha destacado, recordando que en Australia ha provocado una pérdida de valor en el sector, con una caída del gasto en tabaco "como consecuencia del trasvase del consumo de tabaco legal al canal ilegal".
Del mismo modo, reconocen que España es "uno de los países más avanzados y restrictivos de la Unión Europea" en regulación para el control del tabaco, con "importantes restricciones" en cuanto a lugares de venta de cigarrillos, que sólo se realiza a través de la red de estancos o en máquinas expendedoras con control, para alcanzar la efectiva protección del menor.