Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La infanta Cristina dice que no se puede abandonar la filantropía pese a la crisis

"Es de alabar el que en años como este las empresas todavía estén con la inquietud de (participar) en una iniciativa como GAVI", afirmó la Infanta. EFE/Archivotelecinco.es
La infanta Cristina, segunda hija de los reyes de España, afirmó hoy que no se puede abandonar la filantropía pese a la crisis porque las necesidades son incluso mayores y celebró el creciente compromiso de las empresas españolas con actividades como la vacunación infantil.
"No se puede dejar lo que se está haciendo porque haya una crisis", dijo a Efe la Duquesa de Palma, que participó durante los dos últimos días en varios actos en Washington de la Alianza GAVI, que vacuna a niños en los 72 países más pobres del planeta.
Doña Cristina es un rostro conocido en las oficinas de GAVI en la capital estadounidense donde se reconoce su liderazgo desde la dirección del Área Social de la Fundación La Caixa para embarcar al sector privado en tareas humanitarias como la vacunación infantil.
Más de 93 empresas españolas aportaron fondos el año pasado a GAVI y otras 40 más lo han hecho este año.
"Es de alabar el que en años como este las empresas todavía estén con la inquietud de (participar) en una iniciativa como GAVI", afirmó la Infanta.
Doña Cristina considera que la empresa española tiene una "gran" responsabilidad social, aunque reconoció que existe cierta desorientación entre el sector privado sobre hacia dónde canalizar los esfuerzos humanitarios.
Mencionó, en ese sentido, que el mundo de la filantropía "es enorme" y que a las empresas les ayuda el conocer proyectos como el de GAVI y tener la certeza de que su dinero se invertirá bien.
La Caixa inició su colaboración con GAVI en el año 2005 cuando organizó un seminario sobre reducción de la mortalidad infantil e inmunización en los países pobres.
Ese seminario estuvo seguido de otro el año pasado, cuando la institución catalana aportó cuatro millones de dólares a GAVI, una contribución que planea repetir este año.
La Alianza GAVI agrupa a representantes del sector público y privado y se creó en el año 2000 a iniciativa de la Fundación Bill y Melinda Gates.
La junta directiva de la organización celebró el martes su encuentro bianual en Washington con el fin de diseñar una estrategia de recaudación de fondos que permita ampliar la actual gama de vacunas e inmunizar a los niños más pobres contra la neumonía y la diarrea.
Para ello será necesario obtener 400 millones de dólares anuales entre ahora y el 2015.
La infanta Cristina planea estrechar sus vínculos con la agrupación a partir de agosto, cuando se traslade a vivir a Washington con sus cuatro hijos y su esposo, Iñaki Urdangarín, que trabajará para Telefónica en la capital estadounidense.
Reconoció que, como madre, su sensibilidad hacia temas como la vacunación infantil es mayor.
"Damos por hecho que nuestros hijos reciben las vacunas cada ciertos meses y no le damos importancia porque es como un trámite que hay que pasar", indicó, para añadir que si ese niño no pudiese recibir la vacuna "te lo tomarías de otra manera y te preocuparías".