Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una niña tiene una enfermedad que no le permite sentir ni hambre ni dolor ni sueño

Olivia Farnsworth, de Huddesfield (Inglaterra)  es la única persona que se conoce en el mundo que carece del cromosoma 6. Esto provoca que la joven no sienta ni sueño, ni hambre, ni dolor. Esto parece una ventaja, pero para su madre Niki Trepak es un constante quebradero de cabeza.

La niña tiene siete años y, recientemente fue atropellada por un coche. A pesar de lo que hubiera pasado en otro caso, Farnsworth se levantó tras el impacto y anduvo hacia su madre y es que, a pesar de tener varias heridas, la pequeña es incapaz de sentir dolor. También hace un par de meses, la niña se cayó y se rasgó todo el labio, sin embargo, tampoco se quejó. Para recomponerlo tuvieron que hacerle una operación plástica.
Esto le lleva sucediendo desde que apenas tenía unos meses, cuenta el diario Daily Mail. Trepak se dio cuenta de que algo pasaba ya que su hija nunca lloraba y, a los nueve meses de vida, dejó de dormir. Los médicos tardaron en descubrir de qué se trataba, ya que es el único caso que se conoce de esta extraña carencia del cromosoma 6.
Trepak tiene verdaderos problemas para lograr que la niña coma algo. Por ejemplo, la pequeña estuvo un tiempo alimentándose únicamente a base de batidos, otra temporada estuvo comiendo sándwiches de mantequilla y ahora, Farnsworth parece haberse aficionado a los tallarines. En definitiva, su madre no puede obligarla a no comer nada hasta que no coma comida sana, ya que al no sentir hambre, no tomaría nada.
Para que duerma, su madre tiene que darle medicación. Aun así es la niña sigue siendo muy activa y, de vez en cuando, tiene arrebatos violentos, que cuando suceden en plena calle, suponen para su madre un momento muy embarazoso.