Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ingresos y visitas a Urgencias de niños asmáticos aumentan con el comienzo del curso escolar

Los ingresos y las visitas a urgencias de niños asmáticos aumentan con el comienzo del curso escolar, según ha advertido la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica (SEICAP), quien ha recordado que uno de cada 10 niños tiene esta enfermedad, siendo el otoño la peor época para ellos debido a los cambios bruscos climáticos y a las infecciones por virus.
"La vuelta al colegio coincide con bajadas y cambios continuos de temperaturas, las condiciones perfectas para que proliferen los ácaros y los hongos, y para que los escolares se vean expuestos a contagiarse virus unos a otros", ha comentado el vocal de la sociedad, Javier Torres.
De hecho, un estudio italiano, publicado en junio en la revista 'Allergologia et Immunopathologia', analizó las llamadas de emergencia por crisis de asma en niños durante diez años, comprobando que los picos más altos se producían en otoño y primavera.
Como consecuencia de todo ello, los expertos recomiendan retomar la medicación preventiva para evitar las crisis asmáticas. Una de las recomendaciones que hacen los pediatras alergólogos para evitar las crisis asmáticas es retomar la medicación preventiva.
"En verano las condiciones climatológicas son mejores y los niños apenas tienen síntomas, por lo que en muchos casos indicamos la suspensión del tratamiento farmacológico. Pero lo más aconsejable es que a la vuelta, incluso antes del cambio de temperaturas, lo vuelvan a tomar. Es muy importante que los padres conozcan las normas de medicación, tanto preventiva como de rescate", ha explicado el experto.
En este sentido, ha proseguido, la medicación preventiva debe administrarse en aquellos niños que sufran síntomas de asma de forma repetida o grave para evitar que aparezcan, o al menos disminuir su frecuencia e intensidad.
"Este tratamiento busca sobre todo disminuir la inflamación continua de los bronquios que sufre un paciente asmático para evitar que reaccione ante estímulos que le puedan provocar una crisis. En cualquier caso, "siempre debe consultarse con el especialista que indicará la duración y la temporada adecuada para cada caso", ha añadido.
ASMA Y RESFRIADOS
Por otra parte, el experto ha recordado que en esta época son también frecuentes los resfriados por los cambios de temperatura. Una patología que, según ha advertido, puede confundirse con alergia, por lo que ha informado de que los síntomas de una crisis de asma se diferencian de los resfriados por la fiebre.
"La velocidad en la que aparecen también nos puede ayudar a saber cuál es su causa: por lo general, cuanto más rápido aparezcan, más probable es que sean debidos a una alergia. Si son más lentos, suelen ser debidos a una infección", ha recalcado.
Por todo ello, la SEICAP ha recomendado a tanto a padres como a pacientes que eviten los objetos que acumulan polvo y sean difíciles de limpiar y utilicen muñecos de cama sintética. "Es importante lavar las sábanas a una temperatura de 60º y secarlas al sol, así como limpiar el polvo con aspirador provisto de filtro HEPA o depósito de agua, y sobre todo no levantar polvo al barrer", ha subrayado el especialista.
Por último, la sociedad ha recordado la vuelta al colegio supone también un riesgo para los niños alérgicos a alimentos, que presentan riesgo de reacciones por ingesta inadvertida de los mismos.
De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Yale (EEUU), y publicado este mes en la revista 'Prehospital Emergency Care' ha destacado la necesidad de la educación sobre anafilaxia para fomentar la administración temprana de adrenalina intramuscular por parte de los servicios de emergencias y los padres o los propios pacientes.