Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un inmigrante halla 800 euros en un cajero y los entrega a la policía

Hace casi un año se conocía la historia de un vendedor de pañuelos, de origen nigeriano, que devolvió una cartera con más de 3.000 euros a su dueño. Ahora la historia se repite. Otro inmigrante, Mamadú, un guineano en paro, ha devuelto un sobre con 800 euros que se ha encontrado en el cajero. 
Se lo llevó a la policía, que se quedó atónita cuando escuchó la historia. Son pocos quienes harían lo mismo. La mayoría de la gente reconoce que se lo habría quedado. Mamadú no porque asegura que no le servía para nada. Su educación le impide quedarse con lo que no es suyo. Dice que no lo dudó y del banco se fue directamente a la comisaría.
Sus familiares no se sorprenden de su actitud. Están educados en la honradez, explican, y no pueden quedarse con un dinero que no es suyo.
 
EBP