Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 250 inmigrantes intentan entrar en Melilla en dos acciones coordinadas para saltar la valla

Unos 250 inmigrantes de origen subsahariano han intentado entrar en Melilla a primeras horas de este miércoles saltando la doble valla por dos zonas distintas del perímetro fronterizo, separados ambos lados por unos siete kilómetros de distancia, un primer grupo de unos 30 por Beni-Enzar y otros 220 por el Cerro de Palma Santa próximo al Río de Oro, según han informado a Europa Press fuentes policiales.
Los intentos, que según parece estaban "coordinados" para dividir la presencia policial y con ello tener más posibilidades de éxito, han resultado infructuosos para los inmigrantes porque ninguno ha conseguido pasar a territorio español, han asegurado las citadas fuentes, que han indicado que las acción de las fuerzas de seguridad de España y Marruecos a uno y otro lado de la alambrada, además del helicóptero de la Guardia Civil, han evitado las incursiones de los indocumentados.
Las aproximaciones de los inmigrantes a la valla fronteriza de Melilla comenzaron sobre las 06.00 horas cuando un grupo de unas 30 personas, todos ellos varones, intentaron entrar por una zona próxima al puesto fronterizo de Beni-Enzar, siendo rechazados por las fuerzas auxiliares marroquíes conocidas como "Mehannis" y la presencia de un fuerte dispositivo de la Guardia Civil, especialmente de miembros de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS).
Este intento obligó por un corto espacio de tiempo a cerrar la frontera al paso de vehículos y peatones ante la posibilidad de que se dirigieran en bloque hacia la verja que separa Melilla del reino alauí.
Una hora más tarde, sobre las 07.00 horas, se registró el intento de un grupo más numeroso, de unos 220, que probaron fortuna por otro punto del perímetro fronterizo situado a unos siete kilómetros del lugar del primer intento, en concreto por la zona del Cerro de Palma Santa próxima al Río de Oro, situada entre los puestos fronterizos de Farhana y Mariguari.
De nuevo, tanto los "Mehannis" como la Guardia Civil impidieron que los inmigrantes pasaran a la ciudad española, ante la expectación de inmigrantes llegados del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) que quisieron ver si sus compatriotas lograban su objetivo de penetrar en Melilla.
Las citadas fuentes han indicado que "estos eran los intentos de saltos que se esperaban para el Aid El Kebir", es decir la pascua grande los musulmanes, ante la creencia de que iba a existir una relajación en la seguridad de la frontera, especialmente en la parte marroquí.
éste es el segundo intento de salto en una semana, después de que el día 1 un grupo de unos 200 intentó saltar la valla fronteriza por la zona cercana al aeropuerto.
Este mismo martes, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, aseguró que Interior va a continuar con la política de "rechazo en frontera" de inmigrantes en Ceuta y Melilla porque, según dijo, es una "obligación" impedir que se cruce la frontera de forma irregular.