Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete intoxicados por monóxido y dos por humo en cuatro incidentes en Salamanca, León y Soria

Siete personas han sufrido intoxicaciones por monóxido de carbono y otras dos por humo --una es una menor de once años-- en cuatro incidentes registrados en las últimas horas en las provincias de Salamanca, León y Soria, han informado a Europa Press fuentes del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León.
El suceso con más afectados se ha producido en Izagre (León), donde cuatro personas han sufrido intoxicación por monóxido de carbono en una vivienda, probablemente producida por un brasero.
El incidente se ha producido poco antes de las 2.33 horas, cuando una llamada al 112 ha informado del incidente en una vivienda situada en el número 23 de la ronda Las Eras.
En el lugar, el personal de Sacyl ha atendido finalmente a cuatro personas, tres mujeres de 66, 65 y 57 años con iniciales S.S.P, J.S.P. y R.O.S.P, respectivamente, y un varón de 70, M.A.G.V, quienes han sido evacuados en ambulancia soporte vital básico al centro de salud de Mayorga y, posteriormente, al Complejo Asistencial de León.
Por otro lado, en Cepeda (Salamanca), dos septuagenarios han sufrido otra intoxicación por monóxido en una vivienda situada en el número 17 de la calle Miranda del Castañar. El suceso, que podría tener su origen en otro brasero, se ha producido en torno a las 2.10 horas y ha provocado la evacuación al Complejo Asistencial de Salamanca de J.L.G, de 71 años, y A.G.S, de 76.
Finalmente, un hombre de 70 años, N.M.P, ha sufrido otra intoxicación también por monóxido en una vivienda ubicada en el número 1 de la calle Nueva de Castillejo de Martín Viejo (Salamanca). El suceso se ha producido minutos antes de las 7.30 horas, cuando se ha detectado que el varón se encontraba inconsciente, por lo que se ha enviado una UVI móvil que finalmente le ha trasladado al Complejo Asistencial de Salamanca.
INCENDIO EN SORIA
Por otro lado, un hombre de 39 años y una niña de once han sufrido intoxicación por humo tras el incendio registrado en una vivienda situada en la calle Real de Valdanzo (Soria).
El suceso se produjo minutos antes de las 23.24 horas de este miércoles, cuando los Bomberos de Soria informaron al 112 del incendio y, aunque en principio no se tenía constancia de personas afectadas, posteriormente se solicitó asistencia médica para dos personas intoxicadas por el humo.
Hasta el lugar se desplazó una ambulancia soporte vital básico que, tras su atención, traslado a un varón de 39 años con iniciales J.A.M. y una niña de once al Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero.
CONSEJOS
El 112 recuerda en su página web una serie de consejos de autoprotección en lo que se refiere al monóxido de carbono, los primeros de ellos dirigidos a prevenir el problema.
Para ello, recomie3nda mantener una ventilación adecuada en aquellas estancias en las que se instalen calefacciones alimentadas por combustibles vegetales, evitar colocar ese tipo de aparato en dormitorios y revisar las chimeneas de aquellas instalaciones de calefacción que las empleen, como por ejemplo los hornos o las estufas de carbón o leña.
En las instalaciones de gas, hay que asegurarse de que todos los equipos de calefacción estén instalados correctamente y realizar las revisiones periódicas por parte de un profesional cualificado.
Además, se aconseja que cuando los aparatos estén en funcionamiento se verifique que la llama que emiten sea del color adecuado (cuanto más azul sea ésta, más perfecta es la combustión).
El 112 recuerda que es importante que todos los aparatos se encuentren en lugares correctamente ventilados y nunca taponar las rejillas y respiraderos de las distintas estancias de la casa, algo que se hace con frecuencia, por ejemplo los días que hay mucho viento, lo que propicia la falta de oxígeno necesario para una correcta combustión.
Tampoco se debe cubrir la parte inferior de los hornos de gas pues se bloquea la circulación de aire y se provoca una combustión incompleta que derivaría en cantidades excesivas de CO.
Además, ha incidido en que es peligroso utilizar equipos portátiles como hornillos, barbacoas, etcétera, que queman combustible dentro de espacios cerrados.
Se deben revisar las chimeneas y conductos de ventilación antes de comenzar la temporada de frío y después de los episodios de nevadas, ha señalado el 112, que ha incidido en que los aparatos de calefacción que funcionan con electricidad suponen un riesgo en cuanto a que podrían provocar un incendio, por lo que se recomienda no tener cerca cortinas, ropa de cama, alfombras, etcétera, y no dejarlos enchufados sin supervisión.
Además de recordar que no es conveniente dejar el coche con el motor en marcha dentro de un garaje cerrado, aconseja instalar un detector de este gas en las viviendas.
Los síntomas más habituales que puede presentar un paciente afectado por la inhalación de monóxido de carbono pueden ser mareos, dolor de cabeza, vómitos, calambres o desvanecimientos súbitos.
CÓMO ACTUAR
Ante el más mínimo indicio de esta situación, el 112 aconseja abrir todas las puertas y ventanas que sea posible para facilitar la entrada de oxígeno y la desaparición del gas venenoso; llamar al 112 y explicar la situación con la mayor precisión posible.
En este sentido, recuerda que al otro lado de la línea hay médicos de emergencias que indicarán cómo actuar hasta la llegada de la asistencia.
De ser posible, se debe alejar todo lo posible a las personas intoxicadas del origen del monóxido de carbono y, en el caso de una fuente de calefacción por combustible vegetal, como puede ser un brasero o una estufa de leña, sacarla al exterior de la vivienda si es posible la fuente de origen del monóxido.
En caso de que alguna víctima no respire, se debe practicar la reanimación cardiorrespiratoria hasta la llegada de los servicios de emergencia.