Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las inundaciones de China son "las peores en cinco años", según el Gobierno

Un hombre rema en un improvisado bote inflable por una calle inundada de la ciudad de Fuzhou (China). EFE/Archivotelecinco.es
Las inundaciones que desde el 13 de junio han dejado casi 400 muertos en China son las peores de los últimos cinco años, con el doble de víctimas mortales y el cuádruple de pérdidas económicas, según las calificó hoy el Gobierno de este país.
La Comisión Nacional de Desastres naturales señaló que las persistentes lluvias e inundaciones que registra el sur y centro de China ha afectado al doble de personas, casi 73 millones, y arrasado siete veces más viviendas que en la media anual registrada en el último lustro.
Hasta el 30 de junio el número de muertos por las lluvias ascendió a 392, con 143 desaparecidos, entre ellos un centenar sepultados por un alud de barro desde el lunes en la provincia suroccidental china de Guizhou.
Según el último informe de las autoridades locales, difundido por la agencia estatal Xinhua, entre las víctimas de este alud hay 48 niños menores de 15 años y 22 adultos mayores de 60 años, ya que en la aldea donde se produjo, Dazhai, la mayoría de adultos emigraron a buscar trabajo a las áreas urbanas y dejaron a sus hijos con sus abuelos.
Los equipos de rescate han recuperado hasta ahora 18 cadáveres entre los escombros de la avalancha, y continúan la búsqueda de otros 81 sepultados.
Desde junio y hasta la tarde de ayer, otras diez provincias aparte de Guizhou se han visto afectadas por las persistentes lluvias e inundaciones: Zhejiang, Fujian, Jiangxi, Hubei, Hunan, Cantón, Guangxi, Chongqing, Sichuan y Yunnan, donde más de 44 millones de residentes se han visto afectados.
Los aludes provocados por las lluvias han sido responsables de casi el 80 por ciento del total de muertos y desaparecidos, y el resto fallecieron al ser alcanzados por rayos o al desplomarse sus viviendas por la potencia de las aguas.
Más de 3,8 millones de personas tuvieron que ser evacuadas y trasladadas, después de que 312.000 viviendas quedaran totalmente destruidas.
Las pérdidas económicas directas se cifran en 9.500 millones de dólares.
El sur y centro de China se ven afectados entre mayo y septiembre por el monzón del Sudeste Asiático, que este año es especialmente devastador.
Las inundaciones de este año recuerdan a algunos las del río Yangsé en 1998, que causaron 3.656 muertos, 230 millones de afectados y 20,4 millones de desplazados.