Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una investigación concluye que el acceso de las moléculas al núcleo celular se rige por principios físicos genéricos

Dice que el comportamiento se asemeja al movimiento de las albóndigas en un plato de espaguetis
Una investigación de científicos del Centro de Investigación en Biomateriales, CIC biomaGUNE, con sede en el Parque Tecnológico de San Sebastián, concluye que el acceso de las moléculas al núcleo celular se rige por principios físicos genéricos y señala que su comportamiento se asemeja al movimiento de las albóndigas en un plato de espaguetis.
Según ha informado CIC biomaGUNE, este trabajo, de un equipo internacional de científicos liderado por Ralf Richter, de CIC biomaGUNE, y Bart Hoogenboom, del London Centre for Nanotechnology, ha sido publicado recientemente por la prestigiosa revista electrónica eLife.
El estudio señala que el mecanismo para describir cómo las células permiten el acceso de ciertas moléculas a sus núcleos y el bloqueo de otras para proteger el material genético y las funciones normales de la célula se puede explicar basándose en principios físicos básicos.
En concreto, señalan que el comportamiento se asemeja al movimiento de las albóndigas en un plato de espaguetis, aunque "a escala mucho más pequeña".
El artículo titulado "A physical model describing the interaction of nuclear transport receptors with FG nucleoporin domain assemblies" explica que las células de los seres humanos, animales y plantas tienen un núcleo que contiene la mayor parte de su material genético. "Para el uso adecuado de este material genético es esencial que las proteínas y otras moléculas solo puedan entrar y salir del núcleo de manera muy selectiva, a través de canales en la membrana protectora que rodea el núcleo", señala el doctor Ralf Richter.
Según explica, en el interior de estos pequeños canales residen proteínas especializadas (llamadas nucleoporinas FG) que se comportan de forma similar a "espaguetis pegajosos", actuando como una barrera selectiva. Además, añade que las moléculas que cruzan la barrera pueden ser comparadas con albóndigas.
"Algunas de estas albóndigas -llamadas receptores de transporte nuclear- son capaces de viajar libremente dentro y fuera de estas nucleoporinas FG similares a espaguetis y permiten a otras moléculas hacer lo mismo", apunta.
Asimismo, la investigación señala que, para estudiar cómo las "albóndigas" penetran en los canales, los científicos han desarrollado capas de nucleoporinas FG, con un espesor 100.000 veces inferior a un milímetro y posteriormente han medido cómo los receptores de transporte nuclear interactúan con las capas.
Los resultados fueron muy similares para las diferentes nucleoporinas FG, lo que llevó al equipo investigador a diseñar un modelo físico que incluía solamente las características que eran universales, es decir que las nucleoporinas FG se comportaban como "algo flexible y pegajoso, similar a los espaguetis", interactuando con los receptores de transporte nuclear como si "fueran albóndigas pegajosas".