Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La investigación del feto hallado en un autobús apunta "parto extrahospitalario"

La investigación de la Guardia Civil a raíz del hallazgo hace dos semanas de un feto en el aseo de un autobús que cubre la línea entre Manresa (Barcelona) y El Ejido (Almería) se centra en Valencia después de que un hospital de esta comunidad informase del ingreso de una paciente el pasado día 30 cuyos síntomas eran en principio "compatibles" con un "parto extrahospitalario y posterior abandono".

Las pesquisas se encuentran a la espera de los resultados del cotejo de las muestras de ADN tomadas a la mujer con las de los "restos humanos" después de que las otras gestiones llevadas a cabo para determinar si ella es la madre hayan dado "negativo".
Así lo han indicado a Europa Press fuentes del caso, que, no obstante, han señalado que la investigación continúa abierta y, por tanto, que no se descarta que puedan aparecer "nuevos casos compatibles" como consecuencia de las diligencias de prueba que el juez pueda ordenar en el marco de la instrucción.
El feto, de entre ocho y doce semanas de gestación, fue encontrado a las 10:00 horas del 29 de septiembre por los operarios que realizaban la limpieza del autobús en una nave de Huércal de Almería. Estaba en el interior del "pozo químico" del WC del vehículo "envuelto en papel".
El autobús, cuyo chófer informó a los agentes encargados de la investigación no haber "notado ni haberse percatado de ninguna situación anómala" entre los viajeros, había realizado hasta 23 paradas para subida y bajada de pasajeros, así como para el descanso y cambio de conductor en su ruta desde Manresa a El Ejido.
Las mismas fuentes han indicado que ante la "dificultad" para la "plena identificación" de "todos" los usuarios de la línea, la Guardia Civil optó por pedir la colaboración de las Consejerías de Salud de Andalucía, Melilla, Valencia, Murcia y Cataluña para que aportasen los casos de pacientes atendidas en los últimos días con "síntomas compatibles de haber sufrido un aborto o parto espontáneo".
VARIAS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN DESCARTADAS
La investigación habría descartado "en torno a cinco o seis posibilidades" hasta que recibió información procedente de la gerencia de un centro sanitario de la provincia de Alicante en la que se detallaba que se había producido el ingreso en la UCI de una mujer "por problemas placentarios" y se apuntaba la "sospecha" de un "parto extrahospitalario con un abandono posterior".
La citada información precisaba que la paciente "lo negaba todo", por lo que los agentes de la Policía Judicial se entrevistaron con el entorno familiar y amigos, y, por último, con la mujer en las dependencias del propio centro hospitalario, quien se reafirmó en "negar rotundamente" las presunciones realizadas en torno a su sintomatología.
Fuentes del caso han señalado, no obstante, que "accedió de forma voluntaria" a la toma de una muestra de ADN para su cotejo con el perfil genético del feto y que el visionado de las cámaras de seguridad instaladas en lugares donde el autobús realizó parada "no arroja datos que permitan ubicarla en alguna de las estaciones de Alicante y Valencia".
La investigación, cuyo atestado por un presunto delito de aborto ha sido remitido al juzgado instructor que ha abierto diligencias previas, está a la espera del resultado de ese cotejo después de que las muestras biológicas hayan sido remitidas al Instituto Nacional de Toxicología, con sede en Sevilla.