Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un investigador aplica la neurociencia para que los ordenadores entiendan la ironía del lenguaje humano

El investigador del Basque Center on Cognition (BCBL) de San Sebastián Blair Armstrong ha publicado cinco investigaciones basadas en una combinación de neurociencia, psicología y computación con el objetivo de que los ordenadores entiendan la ironía del lenguaje humano.
En un comunicado, desde el BCBL han explicado que esta nueva aproximación, denominada "ciencia computacional cognitiva", servirá para que los ordenadores "entiendan mejor los equívocos, dobles sentidos e ironías de la comunicación entre humanos".
Armstrong, becado con el 'fellowship' europeo Marie Curie, propone una nueva aproximación sumar la psicología, la neurociencia y la ciencia de computación con el objetivo de que los avances en esta combinación de disciplinas permitan a las máquinas comunicarse con los humanos del mismo modo en el que estos lo hacen.
Entre otras aplicaciones, estas investigaciones suponen un nuevo paso en la creación de la web semántica en la que los buscadores serán más capaces de entender los equívocos, dobles sentidos e ironías de la manera natural de comunicación entre humanos.
El objetivo de este campo de estudio es asimismo aprender la manera de enseñar habilidades nuevas al cerebro, por ejemplo, en el aprendizaje de idiomas o en la enseñanza de habilidades básicas después de problemas de salud como un infarto cerebral.
Según Armstrong, "la ambigüedad puede facilitar o dificultar la comprensión de un mensaje" y el cerebro "es muy bueno y rápido en procesar el significado general de una palabra, pero necesita mucho más tiempo para procesar su significado específico".