Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo el niño japonés sobrevivió seis días solo en la montaña

Yamato Tanooka niño desaparecido japónAgencia EFE

Se estaba portando mal y sus padres decidieron darle un escarmiento. Así que le obligaron a bajarse del coche en el que viajaban, en medio de ninguna parte. Los padre volvieron a los pocos minutos pero el niño ya no estaba allí. Entonces se inició una búsqueda que ha durado seis días y en la que la suerte del pequeño ha resultado vital para sobrevivir en una montaña casi inhóspita. 

Vestido con una camiseta y un pantalón, Yamato Tanooka ha sobrevivido seis días solo en la selva, donde logró encontrar un refugio en el que cobijarse en una zona donde la temperatura en esta época del año baja hasta los 7 grados. Sucedió en la región de Nanae, en la isla japonesa de Hokkaido. El pequeño, de siete años, se estaba portando mal y sus padres, como castigo, le obligaron a bajarse del coche y quedarse al pie de la carretera. Sin embargo, cuando volvieron, el menor había desaparecido. 
Yamato Tanooka fue hallado con vida y en relativo buen estado de salud seis días después. Durante ese tiempo, consiguió sobrevivir gracias a la suerte y a su sentido común. Según relata BBC, el pequeño después de mucho caminar, logró encontrar cobijo en una construcción de una base militar deshabitada, a 5 kilómetros y medio de donde fue abandonado. Allí pudo dormir en unos colchones y beber agua. Sin embargo, no encontró comida alguna. 
Como apunta David Niehoff, presidente de Aventuras Kanto, la vegetación apenas ha empezado a brotar en esta época por lo que es muy difícil que el bosque proporcione alimento. 
En una rueda de prensa, el padre de Yamato  dice estar arrepentido y ha reconocido haberse propasado en el castigo que le ha causado tanto dolor a su hijo. 
AMENAZA DE LOS OSOS 
Los osos habitan en la zona en la que fue abandonado el pequeño, por lo que la alarma saltó en cuanto desapareció. Sin embargo, éstos no fueron una amenaza real ya que el ruido y la presencia humana suele alejarlos, a no ser que sean sorprendidos, cuenta Ross Findlay, del Centro de Aventuras Niseko
CONSEJOS PARA NIÑOS PERDIDOS
Mantenerse seco, bien abrigado y no moverse del sitio son los consejos de Niehoff: "Es más difícil que te encuentren si estás deambulando. La gente puede ser encontrada con mayor facilidad si permanece en su último paradero conocido". En este caso, el pequeño actuó de la mejor manera posible ya que encontró refugio, y agua.