Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La justicia confirma el despido de un profesor de Badajoz por conectarse a webs de contenido sexual en el aula

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) ha corroborado la decisión del Colegio Sagrado Corazón de Don Benito (Badajoz) respecto al despedido de un profesor por falta "muy grave", después de que éste se conectase a páginas Web de contenido sexual en el aula.
De este modo lo explica en nota de prensa el propio colegio, que indica que recibió hace dos días la decisión TSJEx de "archivar definitivamente" el proceso abierto por un profesor contra dicho centro educativo al respecto.
El TSJEX estima, según indica el colegio, que dicho despido estaba "totalmente justificado" al considerarse sus actuaciones "falta muy grave", y que la conducta del profesor "supuso un incumplimiento contractual que afectó a alumnos adolescentes".
Señala al respecto que los hechos se remontan a abril de 2014, fecha en la que se le comunicó al profesor un "despido disciplinario por haber cometido una falta muy grave de deslealtad y abuso de confianza al conectarse a páginas de contenido sexual en el aula".
En esta línea, el colegio apunta que tanto el Juzgado de lo Social en su día, como ahora el Tribunal Superior de Justicia, instancias ante las que el profesor acudió para recurrir su despedido, "han dado la razón al centro considerando que actuó correctamente conforme a los protocolos establecidos".
El colegio señala también que aunque la trayectoria profesional del docente "hasta la fecha era intachable", nombró una comisión de investigación para "esclarecer lo ocurrido", y a partir de ahí tomó "las decisiones pertinentes, incluido el despedido, siempre con el objetivo prioritario de velar por los intereses de los menores".
De igual modo, el colegio lamenta la situación que se generó en aquel momento y agradece la colaboración de la comunidad educativa, de la Administración, que "en todo momento avaló la actuación" del centro, y "especialmente" de los padres por su "apoyo y confianza" en "todo el proceso".
Finalmente, indica que sigue "mirando el futuro con ilusión y optimismo", y espera que el centro "vuelva a ser noticia por sus excelentes alumnos y por el buen trabajo que diariamente realizan los profesionales que en él trabajan".