Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los brotes de legionelosis en Sabadell y Ripollet se saldan con diez muertos

El brote de legionelosis declarado en Sabadell a principios de septiembre se ha saldado con seis muertos, y el declarado en el municipio vecino de Ripollet con cuatro, lo que eleva la cifra global de defunciones a diez, dos más de los que se conocían hasta ahora.

Así lo ha confirmado este jueves en la Comisión de Salud del Parlament el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Mateu, que ha confirmado que los dos brotes han afectado a un total de 48 personas, de las cuales diez han muerto y cinco siguen ingresadas.
Todos ellos presentaban patologías graves antes de su ingreso, lo que ha acrecentado la gravedad de su situación y ha complicado el tratamiento. El secretario de Salud Pública ha añadido que la última de las víctimas mortales falleció el lunes.
Ha dicho que dos de los muertos "están a la espera de análisis moleculares" porque uno de ellos, de 82 años, solo estuvo cuatro horas en Urgencias y falleció, por lo que se le han tenido que hacer análisis ya difunto. El otro vivía en Sabadell, pero lejos de la zona de influencia, aunque pasó un día en Ripollet el 11 de septiembre.
Ha reiterado que ambos brotes "están controlados" porque hace nueve días que no aparecen nuevos casos en Sabadell y 17 en Ripollet, aunque ha precisado que no se pueden dar por cerrados hasta que no pasen dos periodos de incubación sin afectados.
Torre de refrigeración
Antoni Mateu ha asegurado que, aunque todo apunta a que la torre de refrigeración de una empresa privada estaría tras el brote de Sabadell, "todavía no se han analizado las 100 muestras ambientales y humanas", y ha pedido paciencia para poder confirmar el origen.
Sí que ha podido asegurar que el brote de Ripollet fue propagado por un camión de limpieza que estuvo trabajando en una zona concreta del municipio, que coincide con los domicilios de los afectados, la mayoría de ellos ancianos con baja movilidad.
Por su parte, el conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha defendido la actuación de su departamento en relación a la detección y gestión de los brotes, y ha destacado que se revisarán las normativas vigentes para aprovechar la experiencia adquirida.