Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En libertad con cargos los cuatro presuntos cazadores furtivos que publicaron un vídeo en internet

Un juzgado de la Palma del Condado (Huelva) ha decretado la libertad con cargos por un delito contra la fauna silvestre, uno de tenencia ilícita de armas y otro con la salud pública para los cuatro presuntos cazadores furtivos que fueron detenidos a raíz de la aparición de un vídeo en la red social Facebook, en la que se posaban con un venado agonizante cazado por perros de presa y rematado a cuchillo, en Doñana, según han informado a Europa Press desde la Guardia Civil.
La aparición de dicho vídeo creó "una gran alarma social" en la localidad de Almonte (Huelva), así como entre instituciones y organizaciones ecologistas. Por ello, los agentes especialistas en Protección de la Naturaleza destinados en la Sección Seprona de la Comandancia de Huelva dieron conocimiento de los hechos a la Fiscalía y al cabo de pocos días se habían recorrido los lugares habituales de caza del interior del Parque Nacional y domicilios de los cuatro detenidos, hallando así los restos de dos venados y un gamo.
También se intervinieron diez kilos de marihuana y seis armas ilegales --una de ellas modificada para uso de munición del calibre 22--, así como más de 200 kilos de carne de venado y jabalí. Como fase final de la investigación, los agentes de la Guardia Civil inspeccionaron hasta 31 perros de presa, algunos de los cuales eran utilizados para la práctica de la caza y cuatro caballos, interviniendo diversos medicamentos de uso veterinario sin receta facultativa que los amparase, formulándose 110 denuncias administrativas.
Estos agentes requisaron los restos de dos venados, dos gamos y dos jabalíes, además de 70 aves no cinegéticas, tres cuernas de ciervo y una cabeza de jabalí. También fueron hallados en poder de los detenidos once cepos y 15 lazos, artes de caza prohibidas por la legislación.