Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lluvias en Estepona provocan inundaciones y desbordamientos de los ríos

En las islas Canarias han activados diferentes niveles de alerta por las fuertes rachas de viento que están golpeando las costas. Foto archivo EFEtelecinco.es
Las fuertes precipitaciones registradas en Estepona (Málaga) desde las primeras horas de esta mañana de jueves han provocado inundaciones de calles, locales y garajes, además del desbordamiento de ríos. En las islas Canarias han activado diferentes grados de alertas por las fuertes rachas de vientos que soplan en las costas.
En la zona del puerto deportivo está inundada la avenida del Carmen como consecuencia del agua derivada de las avenidas Puerta del Mar y la zona de la plaza de toros.
Los locales comerciales de esta parte de la ciudad se han vuelto a ver cubiertos por el agua que está anegando bajos y sótanos.
En cuanto a los ríos, se han desbordado ya el Padrón y el Guadalobón y el Ayuntamiento ha empezado a cerrar los pasos subterráneos que permiten los cambios de sentido en la A-7, según informó la concejala de Seguridad Ciudadana, Francisca Bernal.
Alerta en las islas Canarias y en Andalucía
La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha activado la alerta naranja (riesgo importante) en Tenerife ante la previsión de que el viento alcance rachas máximas de 90 kilómetros por hora en La Orotava y Vilaflor.
A causa también del viento están en alerta amarilla (riesgo) las islas de Gran Canaria y La Palma, en las que puede alcanzar una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora; y la provincia de Lugo, donde soplará con fuerza en la costa.
La AEMET ha activado, además, la alerta amarilla por lluvias y tormentas en las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga, Sevilla, Badajoz y Cáceres, en las que se pueden acumular hasta quince litros por metro cuadrado en una hora