Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lluvias causan cuatro muertos en República Dominicana

En la imagen, casas inundadas en el municipio de Tamboril, en la provincia de Santiago, al norte de República Dominicana, donde las autoridades emitieron una alerta máxima debido a las lluvias que caen sobre el país. EFEtelecinco.es
Las inundaciones ocurridas en las últimas horas en República Dominicana han causado hasta ahora cuatro muertos, informaron hoy organismos de rescates locales con sede en Santiago (norte).
Brigadas de la Defensa Civil informaron a Efe sobre el rescate del cuerpo de un hombre, aún sin identificar, de las aguas del río Yaque del Norte en el sector de Rafey en Santiago.
"Estamos tratando de identificar a la víctima porque cuando fue rescatado la poca vestimenta que tenía estaba desgarrada", aseguró el socorrista.
Las autoridades desfogaron gradualmente la presa de Tavera, ubicada en la parte alta de la provincia de Santiago, lo que provocó que el río Yaque del Sur aumentara vertiginosamente su caudal.
Ayer, las autoridades y los organismos de socorro reportaron como muertos a causa de los aguaceros, a Dinelda Katula Trejo Cabrera, de 40 años, y su hija Yanilsa Martínez, de diez, que murieron por un alud en el paraje La Piedra de Altamira, en la provincia Puerto Plata (norte).
El sábado fue rescatado del río Camú, en Puerto Plata, el cuerpo sin vida del agricultor Carmelo Almonte, de 73 años, que había sido arrastrado por la crecida de ese afluente.
El director de la Defensa Civil, general Luis Luna Paulino, dijo en Santiago que la presa de Tavera recibe en estos momentos 247,57 metros cúbicos por segundo y se le están desfogando 266,13 metros cúbicos.
El funcionario reveló que la presa no representa ya ningún peligro para los habitantes de las provincias de Santiago, ni para Valverde y Montecristi (noroeste), pero que se mantiene la alerta de que deben tomar medidas preventivas.
Asimismo, comunicó que en el sector de Rafey de Santiago, 1.500 personas que fueron evacuadas permanecen alojadas en casas de familiares y amigos y que no podrán retornar al lugar, hasta que las autoridades y los organismos de socorro levanten la alerta.
Luna Paulino manifestó que esa misma medida se mantiene con los internos de la cárcel pública de Rafey, en Santiago, los cuales fueron desalojados y reubicados en otras cárceles de la ciudad y San Francisco de Macorís (nordeste), debido a la crecida del río Yaque por el desagüe de la presa de Tavera.
Mientras, en el municipio de Tamboril, de la provincia de Santiago, las familias afectadas por las inundaciones retiraban de su interior el lodo y los escombros que arrastró el río Licey que se desbordó.
En esa localidad resultaron anegadas unas 1.000 viviendas y en algunas la crecida arrasó con sus ajuares. No obstante, Luna Paulino declaró que se está haciendo un levantamiento de los daños provocados por los aguaceros.
En tanto, el presidente dominicano, Leonel Fernández, designó una comisión de funcionarios para que evalúe los daños que han provocado las inundaciones en la localidad de Carlos Díaz en la provincia de Santiago, donde 150 familias fueron afectadas por las lluvias.
"La comisión acordó realizar un levantamiento para luego rendir un informe a los estamentos estatales correspondientes para que se proceda a corregir la situación", informó el gobernador de Santiago, José Izquierdo.
El funcionario dijo, además, que un plantel escolar colapsó en esa provincia y que las autoridades buscan alternativas "rápidas" para evitar que los estudiantes pierdan el año escolar.