Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La macrorredada en talleres ilegales libera de la explotación a 450 chinos

Un grupo de vecinos observa como los agentes de los Mossos d'Esquadra vigilan uno de los locales registrados durante la operación en la que se han inspeccionado unos 70 talleres clandestinos textiles regentados por ciudadanos de origen chino en Mataró (Barcelona). EFEtelecinco.es
La macrorredada efectuada por los Mossos d'Esquadra en talleres textiles ilegales de Mataró (Barcelona), que se ha saldado con 77 detenidos, ha permitido liberar de la explotación laboral a 450 personas, todas ellas de nacionalidad china.
En rueda de prensa, el subjefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, Josep Montey, ha explicado que, pese a que tenían libertad de movimientos, los trabajadores de los talleres trabajaban de sol a sol, cada día de la semana y, en la mayoría de casos, vivían en condiciones infrahumanas en los mismos locales, sin luz ni ventilación.
Los trabajadores, ha añadido Montey, no eran conscientes de que eran víctimas de explotación laboral, por lo que no habían denunciado a las mafias que los utilizaban, ya que viven en un mundo "cerrado" y se ven abocados a esos empleos de semiesclavitud debido a su situación de irregularidad.
Tras el desmantelamiento de los talleres clandestinos, las víctimas se han realojado en domicilios de familiares o han sido asistidos por los servicios sociales, al tiempo que los Mossos informaban de su situación al Consulado de China en Barcelona.
La investigación, que sigue abierta, pretende aclarar también para qué empresas trabajaban los talleres ilegales desmantelados por si pudiera imputárseles alguna responsabilidad penal.