Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La madre de la novia de Miguel confiesa que su hija conocía el crimen

Un mes después de la confesión del crimen, el cuerpo de Marta del Castillo todavía no ha aparecido, tampoco el arma. La policía dice que tiene suficientes pruebas para acusar a los presuntos culpables. La madre de la novia del asesino confeso, le ha contado al programa Rojo y Negro que su hija conocía el asesinato desde el principio porque Miguel se lo contó en una discusión. Ella, asegura, no supo nada hasta la declaración de su hija en la comisaría.
Primero fue la novia de Miguel la que declaró que el asesino confeso de Marta del Castillo le había confesado el crimen poco después de cometerlo. No dijo nada a la Policía entonces, de hecho reiteró una y otra vez que ella no sabía nada.  La joven de catorce años, que la semana pasada seclaró ante el juez en calidad de testigo, no puede ser acusada de encubrimiento porque es menor de edad.
Ahora ha entrado en escena Soledad, la madre de la joven.  En declaraciones al programa Rojo y Negro, reconoce que su hija conocía el asesinato desde el principio ya que Miguel se lo contó durante una discusión.  "El confesó que mató a Marta durante una discusiín, no le dijo con qué la había matado". Ella, asegura, no supo nada hasta la confesión de su hija en la comisaría.
Soledad asegura que la idea de arrojar el cuerpo al río fue del hermanatro de Miguel, también detenido, quien se apoya en la coartada que le ha proporcionado su ex pareja que dice que estaba en su casa a la hora en que se supone que se produjo el crimen. "Estaba él, el hermano también estaba alli, que fue el que le dio la idea de que la arrojaran a Marta al río"
Sobre el modo en que se deshicieron del cuerpo no hay muchas diferencias con lo declarado por los imputados. Soledad asegura que Miguel le dijo a su hija que usaron una moto y un coche.
Mientras, continúa la búsqueda del cuerpo de Marta en aguas del Guadalquivir. Ahora se usa un rastrillo metálico de unos dos metros de ancho y medio de profundidad construido especialmente para esta labor.