Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre de 23 años, acusada de la muerte de sus hijos de 5 y 2 años

Fiona Adams, de 23 años,vio morir a sus dos hijos, de 5 y 2 años, en un incendio en su casa. La policía sospechaba que había sido provocado porque Fiona había escrito poco antes en su Facebook un mensaje a unos supuestos gamberros que la acosaban. Ahora, ha sido acusada de matar a sus hijos.
La niña, Niamh, de 5 años, y el niño, Cayden, de dos, murieron en el fuego en su casa de Buxton, en Derbyshire, el pasado 23 de abril.
Fiona, que pudo salir de la casa con su bebé de ocho meses, Ciernan, también ha sido acusada de intento de homicidio e incendio provocado.
En el momento del incendio, las sospechas recayeron en gamberros de la zona. Fiona había llamado a la policía momentos antes precisamente por un supuesto acoso a su casa. Decía que un grupo de jóvenes estaban en su jardín destrozándolo. La policía llegó a su casa y no encontró nada. Una vez que la policía se fue, la joven madre escribió en su Facebook el mensaje para los supuestos acosadores: "Podéis romper las ventanas y el coche, pero no me tendréis a mí y a mis hijos".
Menos de 45 minutos después se desató un infierno. Adams dijo a la policía que trató de salvar a sus hijos pero las llamas se lo impidieron. Un joven de 17 años fue detenido en relación con el incidente, pero fue dejado en libertad poco después.
La policía conocía el domicilio porque había tenido que acudir repetidas veces en los últimos tres años debido a incidentes domésticos. El padre de los niños, James Maynard, estaba jugando al billar tras terminar su trabajo cuando ocurrió el incendio.