Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Si las madres alargaran la lactancia hasta los dos años se salvarían 1,5 millones de vida

La lactancia materna podría salvar a más de un millón de niños si las madres la alargarán hasta los dos años.telecinco.es
La prolongación de la lactancia de forma intermitente hasta que los niños cumplan dos años salvaría cerca de 1,5 millones de vidas anualmente, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la actualidad, alrededor del 35 % de los bebés reciben únicamente manutención de leche materna durante sus seis primeros meses de vida.
En un comunicado publicado este jueves, la organización ensalzó la leche materna como "el alimento ideal para los recién nacidos y niños".
"Es segura, proporciona a los niños los nutrientes que necesitan para su desarrollo saludable y contiene anticuerpos que protegen a los pequeños de las enfermedades típicas de la infancia", subrayó la directora de Sanidad Infantil y Adolescente de la OMS, Elisabeth Mason.
"Se salvarían 1,5 millones de vidas adicionales de menores de 5 años en el caso de que todos los bebés recibieran sólo leche materna en sus seis primeros meses tras el parto, y de forma intermitente hasta que cumplieran dos años", explicó.
La experta aseguró que muchas madres dejan la lactancia pocas semanas después de dar a luz exponiendo a sus bebés. Por ello, esta organización y UNICEF han elaborado un programa de diez pasos para una exitosa manutención materna, lanzado con ocasión de la celebración en más de 170 países de la Semana Mundial de la Lactancia entre el 1 y 7 de agosto.
Entre estos consejos se incita, por ejemplo, a que los médicos aconsejen a las madres dar leche materna tan sólo media hora después del parto y a que les enseñen cómo continuar con la lactancia aunque deban separarse de su bebé.
Además, recomendó que los recién nacidos no reciban otro alimento o bebida distinto a la leche materna, salvo en caso de que se indique lo contrario.
También, aconsejó el establecimiento de un patrón escrito de lactancia, cuyo grado de cumplimiento debe comunicarse periódicamente a los médicos.
"La malnutrición es responsable de un tercio de las 8,8 millones de muertes anuales entre menores de cinco años", sentenció la OMS al respecto.