Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi el 80% de las hijas habla con sus madres sobre sexualidad pero sólo el 48% aborda la prevención de enfermedades

Expertos destacan la importancia de la vacunación frente al VPH y señalan que en las CCAA con programas escolares es donde hay una mayor cobertura
Casi el 80 por ciento de las hijas de entre 18 y 26 años habla con sus madres de temas relacionados con la sexualidad, pero sólo el 48 por ciento de ellas aborda la prevención de enfermedades de transmisión sexual, según ha mostrado una encuesta poblacional realizada por Nielsen y Sanofi Pasteur MSD que ha tenido como objetivo conocer cómo y con qué frecuencia se dialoga sobre estas patologías en el seno familiar.
De esta forma, la investigación ha desvelado que, a pesar de que cada vez más las hijas tienen confianza con sus madres para comentar asuntos de sexo, son los amigos y la pareja las principales fuentes de información. Además, cuando se les pregunta a las jóvenes si hablan de estos temas con los padres, la mayoría asegura que cuando lo hacen se sienten "incómodas".
Además, la encuesta ha corroborado que el comportamiento sexual de los jóvenes españoles ha cambiado, situándose la edad de inicio de las relaciones sexuales en los 15 años. Es en este momento cuando los profesionales médicos recomiendan comenzar las visitas al ginecólogo, con el fin de incrementar el conocimiento entre las adolescentes sobre los factores de riesgo y las enfermedades de transmisión sexual.
En este sentido, las madres suelen aconsejar a sus hijas visitar a este especialista, las acompañan y, además, el 70 por ciento reconoce que se interesa por el diagnóstico de su hija. Ahora bien, las enfermedades sobre las que más conversaciones se mantienen son el sida (81%), el cáncer de cuello de útero (51%) y el virus del papiloma humano (40%).
Asimismo, a pesar de que el virus del papiloma humano (VHP) no es un tema común entre madres e hijas cuando hablan de sexualidad, la encuesta ha reflejado que esta enfermedad es una infección conocida por las madres. De hecho, el 90 por ciento conoce que es una patología de transmisión sexual pero, sin embargo, sólo la mitad de las encuestadas se plantea la posibilidad de la vacunación como medida preventiva.
Respecto a aquellas hijas que optan por la vacunación, el 77 por ciento lo hace para prevenir el cáncer de cuello de útero y toma la decisión siguiendo el consejo de sus madres y profesionales sanitarios. No obstante, y aunque el ginecólogo es la principal y "más fiable" fuente de información, sólo el 34 por ciento de las adolescentes habla con el experto sobre este asunto en alguna ocasión.
IMPORTANCIA DE LA VACUNACIÓN
Ante estos datos, los expertos han asegurado que la vacunación es la principal medida de prevención frente a las diferentes enfermedades producidas por el VPH. Y es que, tal y como ha comentado el jefe del servicio de Epidemiología y Registro del Cáncer del Instituto Catalán Oncológico, Xavier Bosch, las vacunas pueden reducir significativamente el riesgo de aparición de verrugas genitales, lesiones pre-neoplásticas y cáncer.
Estas declaraciones han sido corroboradas por el jefe de sección de Ginecología del Hospital Universitario Basurto de Bilbao, Daniel Andía, quien ha destacado la importancia de que estas vacunas se realicen antes del inicio de las relaciones sexuales y ha avisado de que cuando más edad tenga la mujer más dificultades tendrá para eliminar el virus de forma natural.
"Las mujeres sexualmente activas también pueden beneficiarse de la vacunación porque pueden no haber entrado en contacto con el virus o pueden haber estado en contacto con el virus pero no con los serotipos 16 y 18", ha apostillado Andía.
El experto ha informado, también, de que el 48 por ciento de las hijas de madres que reciben información son vacunadas, frente al 72 por ciento de las que reciben recomendaciones. En este aspecto, ha señalado que aquellas comunidades que utilizan programas escolares de vacunación tienen un mayor número de vacunaciones que aquellas que realizan sólo programas en centros sanitarios.
Por otra parte, el pediatra del Hospital Universitario de Santiago de Compostela, Federico Martinón, ha destacado la necesidad de vacunar también a la población masculina, con el fin de controlar la propagación del virus y, por ende, el índice de contagios. Además, ha proseguido, existen datos clínicos que demuestran la protección de la vacuna frente a las lesiones precancerosas del ano.
"La vacunación depende de la riqueza que tenga el país pero hay países como Australia, Reino Unidos y Estados Unidos que ya han iniciado la vacunación a los hombres y están teniendo muy buenos resultados", ha apostillado para zanjar recordando que estas vacunas "no tienen ningún tipo de contraindicación y no han presentado efectos adversos".